Buen Año 2016


Los judíos preguntaron a Moshé, "Nuestro maestro Moshé, has afirmado, 'La Torá no está 
ni en el Cielo ni más allá del mar'. ¿Donde está?" 

Moshé contestó, "Está muy cercana a ustedes, cuando la estudian en los Batei Midrashim 
(casas de estudios) todo el tiempo que la estudien con su boca, y se preparan para cumplirla 
de corazón. (Si solamente aprendes de la boca para afuera, la Torá no estará 'cerca' de tí.) 

Uno de los Sabios relató, "Una vez cuando viajaba de un lugar a otro, me encontré con un 
judío que, sin conocimientos de Torá y mitzvot, despreciaba el estudio de la Torá. 
"Hijo mío", le pregunté, '¿qué le dirás a tu Padre en el Cielo el día del juicio?'

"Tengo una excusa válida", me dijo. "Diré que el Cielo no me ha dotado de la inteligencia 
necesaria para estudiar Torá". 
"¿Cuál es tu profesión?", le pregunté. 
"Soy un pescador", contestó. 
"¿Cuál es tu trabajo?", seguí preguntando. 
"Me entregan el lino", contestó, "del cual hilo redes. Las arrojo al océano y pesco". 
"Le dije, 'Si tienes la suficiente inteligencia para armar redes y pescar, ¿cómo puedes decir 
que no puedes comprender la Torá, de la que se dice, 'Pues cercana a ti está la cosa, 
mucho: en tu boca y en tu corazón, para cumplirla' (Devarim 30:14)?' 

"Rompió a llorar sinceramente arrepentido y yo lo consolé, 'Hijo Mió, hay muchos como tú 
que darán excusas el día del juicio. De todos modos, D-s los censurará a todos'". 

 ocurrirá que si obedeces la voz de El Eterno, tu Dios, observando y cumpliendo todos Sus preceptos que te ordeno este día (Diez Mandamientos) , entonces El Eterno, tu Dios, te dará supremacía sobre todas las naciones de la tierra. 2 Todas estas bendiciones vendrán sobre ti y te darán alcance, si obedeces la voz de El Eterno, tu Dios: 3 Bendito serás en la ciudad y bendito serás en el campo. 
4 Bendito será el fruto de tu vientre y el fruto de tu suelo, y el fruto de tus animales; la 
simiente de tus vacas y de tus rebaños de ovejas. 5 Bendito será tu canasto de frutas y tu tazón de amasar. 6 Bendito serás cuando entres y bendito serás cuando salgas.  Deuteronomio 28

Entradas populares