ONU aprueba con gran mayoría, izar la bandera palestina.



Como era de esperar, la resolución fue aprobada con una mayoría aplastante, 119 países votaron a favor, 8 votos en contra y 45 abstenciones.
Entre los países que votaron en contra fueron Israel, Canadá y Estados Unidos.
El proyecto de resolución presentado la semana pasada a la Asamblea General, permitiría a las banderas de los palestinos OLP Autoridad (PA) y del vaticano, para ser izado junto a los 193 estados miembros.

Tanto el Vaticano como”Palestina” tienen la condición de observador no miembro en las Naciones Unidas. El Vaticano ha apoyado en gran medida a la AP e incluso el concepto de un Estado palestino.

La ONU tiene ahora 20 días para aplicar la medida, que sería el tiempo que media, para la visita del presidente de la AP Mahmoud Abbas, el 30 de septiembre.

Antes de la votación, el enviado de Israel a la ONU expresó su firme oposición a la iniciativa, acusando a la Autoridad Palestina de tratar de “ganar puntos fáciles y sin sentido en la ONU.”

Embajador Ron Prosor había pedido a el Secretario General de la ONU Ban Ki-moon y a el presidente de la Asamblea General Ron Kutesa, para que bloqueé el movimiento, lo que rompería con la práctica de izar sólo las banderas de los estados miembros de la ONU.

Portavoz de la ONU Stephane Dujarric dijo que Ban acataría la decisión de la Asamblea General.
ONU aprueba con gran mayoría, izar la bandera palestina. ONU aprueba con gran mayoría, izar la bandera palestina. Reviewed by Santiago JM on septiembre 12, 2015 Rating: 5

1 comentario

  1. Quienes somos nosotros para juzgar, para ganar a alguien debemos ser verdaderos imitadores de Jesucristo, conbatir contra el mal, haciendo el bien.Romanos 12:21No seas vencido por el mal, sino vence con el bien el mal Lucas 15:11-32 11 También dijo: Un hombre tenía dos hijos;

    12 y el menor de ellos dijo a su padre: Padre, dame la parte de los bienes que me corresponde; y les repartió los bienes.

    13 No muchos días después, juntándolo todo el hijo menor, se fue lejos a una provincia apartada; y allí desperdició sus bienes viviendo perdidamente.

    14 Y cuando todo lo hubo malgastado, vino una gran hambre en aquella provincia, y comenzó a faltarle.

    15 Y fue y se arrimó a uno de los ciudadanos de aquella tierra, el cual le envió a su hacienda para que apacentase cerdos.

    16 Y deseaba llenar su vientre de las algarrobas que comían los cerdos, pero nadie le daba.

    17 Y volviendo en sí, dijo: !!Cuántos jornaleros en casa de mi padre tienen abundancia de pan, y yo aquí perezco de hambre!

    18 Me levantaré e iré a mi padre, y le diré: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti.

    19 Ya no soy digno de ser llamado tu hijo; hazme como a uno de tus jornaleros.

    20 Y levantándose, vino a su padre. Y cuando aún estaba lejos, lo vio su padre, y fue movido a misericordia, y corrió, y se echó sobre su cuello, y le besó.

    21 Y el hijo le dijo: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, y ya no soy digno de ser llamado tu hijo.

    22 Pero el padre dijo a sus siervos: Sacad el mejor vestido, y vestidle; y poned un anillo en su mano, y calzado en sus pies.

    23 Y traed el becerro gordo y matadlo, y comamos y hagamos fiesta;

    24 porque este mi hijo muerto era, y ha revivido; se había perdido, y es hallado. Y comenzaron a regocijarse.

    25 Y su hijo mayor estaba en el campo; y cuando vino, y llegó cerca de la casa, oyó la música y las danzas;

    26 y llamando a uno de los criados, le preguntó qué era aquello.

    27 Él le dijo: Tu hermano ha venido; y tu padre ha hecho matar el becerro gordo, por haberle recibido bueno y sano.

    28 Entonces se enojó, y no quería entrar. Salió por tanto su padre, y le rogaba que entrase.

    29 Mas él, respondiendo, dijo al padre: He aquí, tantos años te sirvo, no habiéndote desobedecido jamás, y nunca me has dado ni un cabrito para gozarme con mis amigos.

    30 Pero cuando vino este tu hijo, que ha consumido tus bienes con rameras, has hecho matar para él el becerro gordo.

    31 Él entonces le dijo: Hijo, tú siempre estás conmigo, y todas mis cosas son tuyas.

    32 Mas era necesario hacer fiesta y regocijarnos, porque este tu hermano era muerto, y ha revivido; se había perdido, y es hallado

    ResponderEliminar

Datos personales

Mi foto

“Venir a Cristo” es una frase muy común en la Santa Escritura. Se usa para describir esas acciones del alma por las que, abandonando de inmediato nuestros pecados y nuestra justicia propia, volamos hacia el Señor Jesucristo y recibimos Su justicia para revestirnos con ella y Su sangre para que sea nuestra expiación. Venir a Cristo, entonces, encierra el arrepentimiento, la negación de uno mismo y la fe en el Señor Jesucristo. Incluye en sí todas esas cosas que son el acompañamiento necesario de estos grandiosos estados del corazón, tales como la creencia en la verdad, la diligencia en la oración a Dios, la sumisión del alma a los mandamientos del evangelio de Dios y todas esas cosas que acompañan el amanecer de la salvación en el alma. Venir a Cristo es la única cosa esencial para la salvación de un pecador. Quien no viene a Cristo, haga lo que haga y crea lo que crea, está todavía en “hiel de amargura y en prisión de maldad.” Venir a Cristo es el primerísimo efecto de la regeneración. En el momento en que el alma es vivificada, de inmediato descubre su condición perdida, y se horroriza ante esa condición, busca refugio y creyendo que Cristo es el refugio adecuado, vuela hacia Él y descansa en Él