Israel decidido a detener la violencia musulmana en el Monte del Templo

Israel se ha comprometido a detener la violencia y mantener el Monte del Templo abierto a los visitantes de todas las religiones a pesar del esfuerzo creciente por parte de los islamistas en atacar a los visitantes no musulmanes.
El Ministerio de Relaciones Exteriores israelí declaró el compromiso del Primer Ministro Netanyahu para mantener el derecho de los miembros de todas las religiones de visitar el Monte del Templo, a pesar de los tres días de disturbios perpetrados por los musulmanes durante el Año Nuevo judío.
En un comunicado oficial, el ministerio describió a los alborotadores, que lanzaron piedras, cócteles molotov y artefactos explosivos a los fieles judíos, como “agentes de radicales islámicos”, y dijo que Israel no permitiría que la mezquita se convierta en “un bastión terrorista”.
Unos 150 manifestantes prepararon días antes de atacar a los visitantes no musulmanes, mediante el almacenamiento de rocas y explosivos y barricadas dentro de la mezquita de al-Aqsa,un ataque brutal para el inicio de Rosh Hashana.

Estas organizaciones incluyen la Mourabitoun y la Mourabitat, que son financiados por Hamas y la rama norte del Movimiento Islámico, y que se prohibió el 8 de septiembre, debido a la amenaza que representan para el orden público.
Disturbios similares tuvieron lugar en julio durante el Tisha B´Av, el día anual de duelo por la destrucción de los dos templos judíos y otras tragedias más importantes en la historia judía.
“El primer ministro Netanyahu ha declarado en repetidas ocasiones que el Gobierno de Israel se ha comprometido a mantener el status quo en el Monte del Templo y se opondrá a cualquier intento de cambiarlo por la fuerza. El status quo protege el derecho de los musulmanes a rezar en la mezquita, así como la libertad de todas las personas, ya sean musulmanes, cristianos, judíos u otros, a visitar el Monte del Templo”, dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel.
(Sliman Khader / flash 90)
Monte del Templo disturbios“Los manifestantes islamistas radicales en el Monte del Templo han profanado deliberadamente, dañado y puesto en peligro un lugar sagrado para los musulmanes y judíos, convirtiéndolo en un campo de batalla, con piedras, cócteles molotov y artefactos explosivos. Israel no permitirá que la mezquita al-Aqsa se convierta en un bastión terrorista”.
Los líderes palestinos, mientras tanto, han elogiado a los alborotadores. El Presidente de la AP Mahmoud Abbas declaró que los judios no tienen derecho a “profanar” el Monte del Templo, el sitio más sagrado del judaísmo, “con sus sucios pies”. También dijo que la sangre musulmana que se derrama para atacar a la policía en el lugar es “pura”.
Sencillamente, una demostración de que Abbas ni condena ni le disgusta el terrorismo. Es más, lo fomenta con estas declaraciones.
Israel decidido a detener la violencia musulmana en el Monte del Templo Israel decidido a detener la violencia musulmana en el Monte del Templo Reviewed by Santiago JM on septiembre 20, 2015 Rating: 5

Datos personales

Mi foto

“Venir a Cristo” es una frase muy común en la Santa Escritura. Se usa para describir esas acciones del alma por las que, abandonando de inmediato nuestros pecados y nuestra justicia propia, volamos hacia el Señor Jesucristo y recibimos Su justicia para revestirnos con ella y Su sangre para que sea nuestra expiación. Venir a Cristo, entonces, encierra el arrepentimiento, la negación de uno mismo y la fe en el Señor Jesucristo. Incluye en sí todas esas cosas que son el acompañamiento necesario de estos grandiosos estados del corazón, tales como la creencia en la verdad, la diligencia en la oración a Dios, la sumisión del alma a los mandamientos del evangelio de Dios y todas esas cosas que acompañan el amanecer de la salvación en el alma. Venir a Cristo es la única cosa esencial para la salvación de un pecador. Quien no viene a Cristo, haga lo que haga y crea lo que crea, está todavía en “hiel de amargura y en prisión de maldad.” Venir a Cristo es el primerísimo efecto de la regeneración. En el momento en que el alma es vivificada, de inmediato descubre su condición perdida, y se horroriza ante esa condición, busca refugio y creyendo que Cristo es el refugio adecuado, vuela hacia Él y descansa en Él