Francia, Reino Unido y Rusia estudian atacar Siria

La oleada de refugiados procedentes de Siria que está llegando a Europa no sólo ha abierto el debate de cómo albergar a los cientos de miles de personas que huyen del conflicto, sino el de la conveniencia o no de una intervención militar para tratar de atajar el problema en la raíz.

Si hasta ahora las potencias occidentales se han limitado a bombardear posiciones estratégicas del Estado Islámico en Siria o Afganistán, con Estados Unidos a la cabeza y la incorporación más reciente de Turquía, que tiene el conflicto a las puertas, los países europeos comienzan a plantearse la necesidad no sólo de participar en los raidsaéreos, sino de llevar a cabo acciones terrestres.

image_content_3583323_20150906171957

Una explosión tras un bombardeo efectuado por la coalición internacional en el enclave kurdo sirio de Kobani, en la frontera con Turquía.
Efe

La oleada de refugiados procedentes de Siria que está llegando a Europa no sólo ha abierto el debate de cómo albergar a los cientos de miles de personas que huyen del conflicto, sino el de la conveniencia o no de una intervención militar para tratar de atajar el problema en la raíz.

Si hasta ahora las potencias occidentales se han limitado a bombardear posiciones estratégicas del Estado Islámico en Siria o Afganistán, con Estados Unidos a la cabeza y la incorporación más reciente de Turquía, que tiene el conflicto a las puertas, los países europeos comienzan a plantearse la necesidad no sólo de participar en los raidsaéreos, sino de llevar a cabo acciones terrestres.

Reino Unido se lo piensa

Así, diversas voces en el Reino Unido pidieron hoy que el Ejército británico se sume a las acciones militares en Siria, una medida que el primer ministro, David Cameron, estudia volver a presentar en el Parlamento tras ser rechazada hace dos años.

Ante la crisis migratoria, el conservador Liam Fox, antiguo secretario de Estado de Defensa, sostuvo que es necesario atajar la “raíz” del problema con la intervención de la Real Fuerza Aérea británica (RAF) en Siria.

El exarzobispo de Canterbury George Carey apoyó asimismo extender los bombardeos que el Reino Unido inició contra posiciones del EI en Irak en septiembre de 2014 y contribuir a los ataques en Siria que Estados Unidos comenzó a lanzar hace un año.

“Deben hacerse mayores esfuerzos militares y diplomáticos para aplastar a la doble amenaza del Estado Islámico y Al Qaeda de una vez por todas”, afirma Carey en un artículo publicado en “The Sunday Telegraph.

En agosto de 2013, la Cámara de los Comunes frenó los planes de Cameron de atacar al régimen sirio de Bachar al Asad con una estrecha mayoría de 285 votos contra 272, un equilibrio que podría haber cambiado dos años después. Además, tras las elecciones generales de mayo, el Ejecutivo conservador cuenta con mayoría absoluta en el Parlamento.

Según un sondeo de la firma YouGov publicado hoy en The Sun on Sunday, más de la mitad de los británicos (52 %) apoya una mayor implicación del Ejército en Siria, mientras que un 22 % se opone a la intervención.

Con todo, el primer ministro aspira a cerrar un plan para iniciar acciones en Siria en menos de un mes, según el Sunday Times, mientras que en los próximos días anunciará su intención de acoger a 15.000 refugiados.

La posición de Francia

Paralelamente, según informa hoy el diario francés Le Monde, el presidente galo, François Hollande, estudia la posibilidad de atacar al Estado Islámico, no sólo en Irak, como hasta ahora, sino también en Siria. En este sentido, el Gobierno francés no exige la salida de Bachar Al-Assad, solamente “su neutralización”.

Hasta el momento, esta posibilidad era impensable, pero el éxodo de refugiados y una mayor implicación de Rusia en el conflicto podrían hacer bascular la posición francesa. “La decisión está tomada”, asegura una “fuente de alto nivel” en el diario francés y en los próximos meses podríamos ver a los Mirage 2000 franceses con base en Jordania o los Rafale de Abu Dabi integrados en los planes americanos.

Rusia reafirma su apoyo a Al-Assad

Y es que es precisamente la intención de Rusia de implicarse abiertamente en la guerra de Siria, siempre apoyando al régimen de Bachar Al-Assad, una de las preocupaciones de los países occidentales.

Según algunas fuentes de la Inteligencia estadounidense citadas por el diario británico The Telegraph, Rusia estáconstruyendo una base militar en la ciudad siria de Latakia, uno de los bastiones del presidente Bashar al Assad.

Según dichas fuentes, Rusia ha establecido una torre de control aéreo y ha trasladado unidades de vivienda prefabricadas que podrían acoger a hasta un millar de efectivos en un aeródromo en la ciudad portuaria de Latakia.

Asimismo, Rusia habría solicitado permiso para volar sobre los países vecinos con aviones de carga durante el mes de septiembre. Rusia ya cuenta en Siria con su única base fuera de la antigua Unión Soviética, en la ciudad de Tartus, en el Mediterráneo.

La información se conoce después de que esta semana el presidente ruso, Vladimir Putin, reconociera que Rusia ya está ofreciendo apoyo militar y logístico a Siria. Durante un foro económico en Vladivostok, Putin defendió que es demasiado pronto para hablar de una participación de Rusia en la coalición internacional contra el grupo terrorista Estado Islámico.

“Estamos considerando varias posibilidades, pero ahora (esa opción) no está en nuestra agenda”, aseguró. “Mantendremos consultas con nuestros amigos sirios y los países de la región”, añadió.

No obstante, el Telegraph ha resaltado que la semana pasada aparecieron imágenes en las que se mostraba lo que parecía un avión de combate ruso operando sobre suelo sirio y vídeos de fuerzas de combate que hablan ruso. Además, la televisión estatal siria mostró imágenes de un vehículo blindado de transporte de tropas de fabricación rusa, el BTR-82a, en combate.

Asimismo, el diario israelí ‘Yedioth Ahronoth’ informó recientemente, citando fuentes diplomáticas occidentales, de que Rusia estaba a punto de desplegar a “miles” de soldados en Siria para establecer una base aérea desde la que la Fuerza Aérea rusa realizaría operaciones de combate contra Estado Islámico.

Francia, Reino Unido y Rusia estudian atacar Siria Francia, Reino Unido y Rusia estudian atacar Siria Reviewed by Santiago JM on septiembre 06, 2015 Rating: 5

Datos personales

Mi foto

“Venir a Cristo” es una frase muy común en la Santa Escritura. Se usa para describir esas acciones del alma por las que, abandonando de inmediato nuestros pecados y nuestra justicia propia, volamos hacia el Señor Jesucristo y recibimos Su justicia para revestirnos con ella y Su sangre para que sea nuestra expiación. Venir a Cristo, entonces, encierra el arrepentimiento, la negación de uno mismo y la fe en el Señor Jesucristo. Incluye en sí todas esas cosas que son el acompañamiento necesario de estos grandiosos estados del corazón, tales como la creencia en la verdad, la diligencia en la oración a Dios, la sumisión del alma a los mandamientos del evangelio de Dios y todas esas cosas que acompañan el amanecer de la salvación en el alma. Venir a Cristo es la única cosa esencial para la salvación de un pecador. Quien no viene a Cristo, haga lo que haga y crea lo que crea, está todavía en “hiel de amargura y en prisión de maldad.” Venir a Cristo es el primerísimo efecto de la regeneración. En el momento en que el alma es vivificada, de inmediato descubre su condición perdida, y se horroriza ante esa condición, busca refugio y creyendo que Cristo es el refugio adecuado, vuela hacia Él y descansa en Él