Israel y el agua (que transfiere a los “Palestinos”)

La empresa nacional del agua de Israel, Mekorot, sin estar obligado a ello, y pese a los misiles que continuamente caen desde Gaza duplicara el abastecimiento de agua potable a la franja de la entidad “Palestina”.

El suministro anual de agua a Gaza se incrementará de 5 millones de metros cúbicos a 10 millones de metros cúbicos, y se suministra a través de la tubería existente de Nahal Oz, cerca de el sur de Gaza, así como una antigua  línea que abastecerá de agua para el centro de Gaza.
Israel también ofrece 57 millones de metros cúbicos de agua por año a los “palestinos” que viven en Judea y Samaria, que es casi el doble de la cantidad acordada en los Acuerdos de Oslo, y 55 millones de metros cúbicos anuales a Jordania.
Fuente: Stand with Israel
Israel y el agua (que transfiere a los “Palestinos”) Israel y el agua (que transfiere a los “Palestinos”) Reviewed by Santiago JM on junio 07, 2015 Rating: 5

No hay comentarios

Datos personales

Mi foto

“Venir a Cristo” es una frase muy común en la Santa Escritura. Se usa para describir esas acciones del alma por las que, abandonando de inmediato nuestros pecados y nuestra justicia propia, volamos hacia el Señor Jesucristo y recibimos Su justicia para revestirnos con ella y Su sangre para que sea nuestra expiación. Venir a Cristo, entonces, encierra el arrepentimiento, la negación de uno mismo y la fe en el Señor Jesucristo. Incluye en sí todas esas cosas que son el acompañamiento necesario de estos grandiosos estados del corazón, tales como la creencia en la verdad, la diligencia en la oración a Dios, la sumisión del alma a los mandamientos del evangelio de Dios y todas esas cosas que acompañan el amanecer de la salvación en el alma. Venir a Cristo es la única cosa esencial para la salvación de un pecador. Quien no viene a Cristo, haga lo que haga y crea lo que crea, está todavía en “hiel de amargura y en prisión de maldad.” Venir a Cristo es el primerísimo efecto de la regeneración. En el momento en que el alma es vivificada, de inmediato descubre su condición perdida, y se horroriza ante esa condición, busca refugio y creyendo que Cristo es el refugio adecuado, vuela hacia Él y descansa en Él