El mayor eclipse solar en 15 años


El eclipse solar que despide el invierno en el hemisferio norte se pudo ver en su totalidad en las islas Feroe, territorio autónomo de Dinamarca situado en el Atlántico norte.

Las Feroe son el único lugar del planeta, junto al archipiélago noruego de Svalbard (en el océano Ártico), donde el disco solar quedó hoy completamente oculto por la Luna durante unos segundos.

En el Reino Unido, una espesa capa de nubes impidió apreciar el fenómeno solar en todo su esplendor.

Sin embargo, eso no evitó que se organizaran eventos públicos para observar el eclipse solar, entre ellos en el monumento megalítico Stonehenge (Inglaterra), donde se instalaron telescopios, mientras que muchas personas salieron a la calle con gafas para ver el fenómeno.
El mayor eclipse solar en 15 años El mayor eclipse solar en 15 años Reviewed by Santiago JM on marzo 20, 2015 Rating: 5

No hay comentarios

Datos personales

Mi foto

“Venir a Cristo” es una frase muy común en la Santa Escritura. Se usa para describir esas acciones del alma por las que, abandonando de inmediato nuestros pecados y nuestra justicia propia, volamos hacia el Señor Jesucristo y recibimos Su justicia para revestirnos con ella y Su sangre para que sea nuestra expiación. Venir a Cristo, entonces, encierra el arrepentimiento, la negación de uno mismo y la fe en el Señor Jesucristo. Incluye en sí todas esas cosas que son el acompañamiento necesario de estos grandiosos estados del corazón, tales como la creencia en la verdad, la diligencia en la oración a Dios, la sumisión del alma a los mandamientos del evangelio de Dios y todas esas cosas que acompañan el amanecer de la salvación en el alma. Venir a Cristo es la única cosa esencial para la salvación de un pecador. Quien no viene a Cristo, haga lo que haga y crea lo que crea, está todavía en “hiel de amargura y en prisión de maldad.” Venir a Cristo es el primerísimo efecto de la regeneración. En el momento en que el alma es vivificada, de inmediato descubre su condición perdida, y se horroriza ante esa condición, busca refugio y creyendo que Cristo es el refugio adecuado, vuela hacia Él y descansa en Él