Pastor habla sobre la visita del Papa Francisco a Latinoamérica

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, dijo este martes que será un "gran honor" para su país recibir la visita del papa Francisco, quien el lunes anunció que en 2015 recorrerá Bolivia, Ecuador y Paraguay.

"Que Francisco visite Ecuador sería para todos un gran honor, y, para los católicos, una verdadera bendición", expresó el mandatario a través de su cuenta en Twitter.

En su mensaje, Correa añadió: "La alegría es inmensa!".

En un diálogo con periodistas, Correa dijo este martes: "Hay que ser prudentes y cautos (hasta que se confirme la visita). Ojalá se cristalice eso que sería una inmensa alegría para todo el pueblo ecuatoriano".

Francisco es, "sin duda, un extraordinario ser humano y el primer papa latinoamericano de toda la historia", añadió.

"Tengo el proyecto de visitar Bolivia, Paraguay y Ecuador este año", anunció el lunes el papa argentino durante un vuelo de regreso a Roma, sin precisar las fechas de su viaje a América Latina.

Según adelantó el lunes el presidente boliviano, Evo Morales, el pontífice viajará en julio a Bolivia, aunque no específico cuántos días permanecerá en esa nación.

En abril de 2013, Correa fue recibido en el Vaticano por el papa Francisco, quien se convertirá en el segundo papa en visitar Ecuador.

A inicios de 1985, el fallecido Juan Pablo II recorrió cuatro ciudades ecuatorianas, entre ellas la andina Latacunga (sur), donde se reunió con indígenas.



Pastor habla sobre la visita del Papa Francisco a Latinoamérica Pastor habla sobre la visita del Papa Francisco a Latinoamérica Reviewed by Santiago JM on febrero 06, 2015 Rating: 5

No hay comentarios

Datos personales

Mi foto

“Venir a Cristo” es una frase muy común en la Santa Escritura. Se usa para describir esas acciones del alma por las que, abandonando de inmediato nuestros pecados y nuestra justicia propia, volamos hacia el Señor Jesucristo y recibimos Su justicia para revestirnos con ella y Su sangre para que sea nuestra expiación. Venir a Cristo, entonces, encierra el arrepentimiento, la negación de uno mismo y la fe en el Señor Jesucristo. Incluye en sí todas esas cosas que son el acompañamiento necesario de estos grandiosos estados del corazón, tales como la creencia en la verdad, la diligencia en la oración a Dios, la sumisión del alma a los mandamientos del evangelio de Dios y todas esas cosas que acompañan el amanecer de la salvación en el alma. Venir a Cristo es la única cosa esencial para la salvación de un pecador. Quien no viene a Cristo, haga lo que haga y crea lo que crea, está todavía en “hiel de amargura y en prisión de maldad.” Venir a Cristo es el primerísimo efecto de la regeneración. En el momento en que el alma es vivificada, de inmediato descubre su condición perdida, y se horroriza ante esa condición, busca refugio y creyendo que Cristo es el refugio adecuado, vuela hacia Él y descansa en Él