DEBATE ¿Deben los cristianos guardar el Sabbath?


El sábado judío es la práctica que ha traído más controversia al cristianismo, ya que muchas iglesias cristianas, de corte legalista, lo han implantado como norma de conducta, considerando que ese día debe de ser observado por todos los cristianos.  Los más radicales consideran que su violación nos lleva a la condenación, por lo que de nada valió el sacrificio de Jesús en la cruz del Calvario. Otras iglesias observan el domingo como el día del Señor (Lucas 24:1), afirmando que el primer día de la semana es el “Shabbat” de los cristianos. Tal afirmación no es correcta, aunque según las Escrituras, y algunas evidencias históricas, los primitivos cristianos celebraban sus cultos el primer día de la semana en alusión a la resurrección de Jesús (1 Corintios 16:2), pero sin vinculación a la celebración del Shabbat judío en su liturgia y legalismo, aunque se conservó la práctica del uso del pan y el vino, pero con la mentalidad dada por el Señor Jesús en la Ultima Cena.

EL DEBATE EMPIEZA¡



DEBATE ¿Deben los cristianos guardar el Sabbath? DEBATE ¿Deben los cristianos guardar el Sabbath? Reviewed by Santiago JM on febrero 06, 2015 Rating: 5

1 comentario

Datos personales

Mi foto

“Venir a Cristo” es una frase muy común en la Santa Escritura. Se usa para describir esas acciones del alma por las que, abandonando de inmediato nuestros pecados y nuestra justicia propia, volamos hacia el Señor Jesucristo y recibimos Su justicia para revestirnos con ella y Su sangre para que sea nuestra expiación. Venir a Cristo, entonces, encierra el arrepentimiento, la negación de uno mismo y la fe en el Señor Jesucristo. Incluye en sí todas esas cosas que son el acompañamiento necesario de estos grandiosos estados del corazón, tales como la creencia en la verdad, la diligencia en la oración a Dios, la sumisión del alma a los mandamientos del evangelio de Dios y todas esas cosas que acompañan el amanecer de la salvación en el alma. Venir a Cristo es la única cosa esencial para la salvación de un pecador. Quien no viene a Cristo, haga lo que haga y crea lo que crea, está todavía en “hiel de amargura y en prisión de maldad.” Venir a Cristo es el primerísimo efecto de la regeneración. En el momento en que el alma es vivificada, de inmediato descubre su condición perdida, y se horroriza ante esa condición, busca refugio y creyendo que Cristo es el refugio adecuado, vuela hacia Él y descansa en Él