Un explosivo fue detonado en el edificio de la Embajada de Israel en Uruguay

El World Trade Center (centro financiero) de Montevideo fue evacuado y acordonado en la tras encontrarse un posible artefacto explosivo, que posteriormente fue implosionado por los bomberos, informó el Ministerio de Interior.

El análisis de un robot de la brigada de explosivos del Ejército constató que el artefacto tenía todos los elementos con los que cuenta un explosivo incluido un cordón detonante, comunicó la portavoz la Dirección Nacional de Bomberos, Alda Machado.

Un equipo de la Guardia Republicana encontró una bolsa de plástico blanca
de supermercado con cables y un pequeño artefacto sospechoso en su inspección rutinaria con perros.
Inmediatamente unos 100 miembros de las fuerzas de seguridad de la capital uruguaya, entre bomberos, personal de la Guardia Republicana y del Ejército, se desplazaron a la zona.

Se efectuó un vallado de 100 metros del área, hasta la que se trasladó el equipo Haz Mat (especializado en materiales peligrosos) de la Dirección Nacional de Bomberos.

Como medida de prevención, el edificio World Trade Center fue evacuado, donde se encuentran ubicadas las oficinas de la Embajada de Israel. EFE
Un explosivo fue detonado en el edificio de la Embajada de Israel en Uruguay Un explosivo fue detonado en el edificio de la Embajada de Israel en Uruguay Reviewed by Santiago JM on enero 08, 2015 Rating: 5

No hay comentarios

Datos personales

Mi foto

“Venir a Cristo” es una frase muy común en la Santa Escritura. Se usa para describir esas acciones del alma por las que, abandonando de inmediato nuestros pecados y nuestra justicia propia, volamos hacia el Señor Jesucristo y recibimos Su justicia para revestirnos con ella y Su sangre para que sea nuestra expiación. Venir a Cristo, entonces, encierra el arrepentimiento, la negación de uno mismo y la fe en el Señor Jesucristo. Incluye en sí todas esas cosas que son el acompañamiento necesario de estos grandiosos estados del corazón, tales como la creencia en la verdad, la diligencia en la oración a Dios, la sumisión del alma a los mandamientos del evangelio de Dios y todas esas cosas que acompañan el amanecer de la salvación en el alma. Venir a Cristo es la única cosa esencial para la salvación de un pecador. Quien no viene a Cristo, haga lo que haga y crea lo que crea, está todavía en “hiel de amargura y en prisión de maldad.” Venir a Cristo es el primerísimo efecto de la regeneración. En el momento en que el alma es vivificada, de inmediato descubre su condición perdida, y se horroriza ante esa condición, busca refugio y creyendo que Cristo es el refugio adecuado, vuela hacia Él y descansa en Él