El Mandamiento Principal (La Paz en el Edén#2-Solo para hombres)

Cada hombre debe saber muy bien: Lo más importante en el servicio al Creador es el 'Shalom Bait', la paz hogareña. Lo más significativo para el crecimiento espiritual y acercamiento al Creador es la paz matrimonial. El marido debe invertir en la armonía conyugal todos sus esfuerzos, ya que éste es un Mandamiento principal que debe obligarse a cumplir durante toda la vida. Mientras no hay paz en el matrimonio, se debe dedicar todo el tiempo y los esfuerzos necesarios para aprender sobre el tema, orar, y hacer todo lo posible para lograrla.


Existe un error común, que el hombre piensa que encargarse de la armonía en el hogar, las necesidades y los deseos de su esposa, es una pérdida de tiempo. Y en especial cuando podría dedicar ese precioso tiempo a su crecimiento espiritual y el estudio de la Biblia. Pero en realidad, es todo lo contrario. El "Shalom Bait' es lo más importante para el desarrollo espiritual del hombre; es el verdadero barómetro de su servicio al Creador, y de hecho es su proyecto de vida y su verdadera prueba en este mundo.

Quedarse soltero



Todo aquel que tiene un poco de conciencia espiritual, entiende que el verdadero objetivo del hombre en la vida es acercarse y apegarse al Creador, a Su palabra y a sus mandamientos.

Aparentemente, es mucho más fácil conseguirlo siendo soltero, sin el yugo de una familia a la que se debe atender y proveer el sustento, como dice un libro de los sabios, que el hombre casado tiene como una piedra de molino colgándole del cuello. De ser así, uno podría pensar que HaShem preferiría que nos quedáramos solteros para que pudiéramos servido sin interferencias externas. Sin embargo, no es así. 

Esto suscita la pregunta: ¿Por qué es tan importante casarse?.
¿Porqué entonces HaSem exige que nos casemos? Después de todo este mandamiento ata al hombre a este mundo tan bajo y material...


Esta es la respuesta: El propósito de toda la Creación y de la observancia de la Biblia y de los Mandamientos, sólo puede lograrse dentro del contexto de una relación matrimonial y un hogar en el que reina la paz. Por lo tanto, el matrimonio carece de todo sentido si no tiene paz hogareña. Porque, si no hay paz en el matrimonio, ¿para qué uno se casa? ¿Para cometer transgresiones y hacer sufrir a la esposa? Dado que el hombre no puede cumplir con la palabra de Dios y el mundo no puede llegar a su perfección sin que este casado, entonces no existe algo peor pues transforma su existencia en este mundo en algo superficial, ya que no cumple con su Propósito...

Analicemos el concepto antedicho con la ayuda de dos parábolas que describen situaciones reales, con las que cada uno de nosotros puede relacionarse:

Continuara...

Sigue este estudio desde el principio! sigue el link: http://www.universobiblico.tv/search/label/La%20Paz%20en%20el%20Ed%C3%A8n

El Mandamiento Principal (La Paz en el Edén#2-Solo para hombres) El Mandamiento Principal (La Paz en el Edén#2-Solo para hombres) Reviewed by Santiago JM on diciembre 27, 2014 Rating: 5

No hay comentarios

Datos personales

Mi foto

“Venir a Cristo” es una frase muy común en la Santa Escritura. Se usa para describir esas acciones del alma por las que, abandonando de inmediato nuestros pecados y nuestra justicia propia, volamos hacia el Señor Jesucristo y recibimos Su justicia para revestirnos con ella y Su sangre para que sea nuestra expiación. Venir a Cristo, entonces, encierra el arrepentimiento, la negación de uno mismo y la fe en el Señor Jesucristo. Incluye en sí todas esas cosas que son el acompañamiento necesario de estos grandiosos estados del corazón, tales como la creencia en la verdad, la diligencia en la oración a Dios, la sumisión del alma a los mandamientos del evangelio de Dios y todas esas cosas que acompañan el amanecer de la salvación en el alma. Venir a Cristo es la única cosa esencial para la salvación de un pecador. Quien no viene a Cristo, haga lo que haga y crea lo que crea, está todavía en “hiel de amargura y en prisión de maldad.” Venir a Cristo es el primerísimo efecto de la regeneración. En el momento en que el alma es vivificada, de inmediato descubre su condición perdida, y se horroriza ante esa condición, busca refugio y creyendo que Cristo es el refugio adecuado, vuela hacia Él y descansa en Él