El Camino al Edén Parte #1


Unos treinta años atras, cuando yo todavia era soltero, le pedi a mi maestro y guia espiritual, el Rabino Eliezer Berland shlit’a, que me guie y me aconseje sobre el matrimonio. El rabi me dio dos breves pero fundamentales consejos, que descubrieron ser reglas esenciales para toda la vida. Practicamente, este libro deriva de esos dos consejos recibidos, interiorizados, meditados y trabajados durante años. De esos dos maravillosos e invaluables diamantes, de sus consejos, tuve el merito de escribir una guia completa practica para lograr la paz domestica de la que ya millares e parejas han sacado provecho, ahorrandose asi la amargura de los conflictos, la afliccion, el divorcio, el sufrimiento y la miseria, y reconocido que la vida matrimonial puede y debe ser una vida feliz y enriquecedora.


Cada uno debe saber muy bien: En comparación con un hogar donde reina la paz, el Paraiso mismo puede ser definido solo una pequena sucursal de esa casa.


Un hogar de paz posee todas las características del Jardin del Edén en este mundo terrenal.

Por el contrario, el infierno mismo es la pequeña sucursal del hogar que no conoce la armonia, no hay peor infierno y sufrimiento que vivir en una casa donde reina la discordia.

Ademas, la perfeccion de nuestro mundo, o sea la redencion Final’ del Pueblo de Israel y del mundo entero, depende totalmente de la paz que reina en los hogares.

Solo donde reina la paz, la Presencia Divina puede morar, y cuanto Presencia Divina haya en el mundo mas nos mereceremos y acercaremos la Redencion.

La paz es la fuente de toda bendición y todo lo bueno en el mundo, desde la abundancia material pasando por la abundancia espiritual - todo depende de la paz! Por lo tanto, cada uno comprende que debe hacer todo lo posible para lograr la paz y vivir armoniosamente con su pareja y su familia.

Este Post ayudara y sera su compañero en situaciones en que ya sea un marido a punto de divorciarse, o un soltero listo para casarse, o a una mujer que suplicaba que alguien guiara a su marido a entender el verdadero significado de la vida conyugal.

Muchos dan testimonio de este mensaje que llega como agua fresca para un cuerpo cansado,
y que les abrieron los ojos impidiendoles cometer graves errores, corregir los ya cometidos, e iluminaron sus hogares con una dulce luz de paz y armonia.


Fueron aquellas reacciones que nos impulsaron a emplear todos los medios para publicar el POST lo mas pronto posible, para que en lugar de imprimir cada vez algunas hojas separadas, todos los capítulos estuvieran reunidos adecuadamente en un solo blog que cada uno pudiera leer y estudiar, y merecer así un hogar pleno de alegria y felicidad.


Querido lector, es de suma importancia que leas y sigas este estudio desde el principio hasta el final sin excepciones y sin saltear ningun capitulo, aun si alguno de ellos te parece no tener importancia o irrelevante para tus necesidades especificas. Tambien aquel que ya celebro sus bodas de oro debe leer el capitulo sobre la busqueda de pareja o el capitulo sobre los deberes del novio, ya que aprendera de ellos reglas que podran salvar su vida y la de su familia.


Gracias por compartir este post, así colaboramos a que la paz llegue a más familias

Regresa Mañana para la segunda parte el camino continua...

Sigue este estudio ! clic en el link: 
El Camino al Edén Parte #1 El Camino al Edén Parte #1 Reviewed by Santiago JM on diciembre 21, 2014 Rating: 5

No hay comentarios

Datos personales

Mi foto

“Venir a Cristo” es una frase muy común en la Santa Escritura. Se usa para describir esas acciones del alma por las que, abandonando de inmediato nuestros pecados y nuestra justicia propia, volamos hacia el Señor Jesucristo y recibimos Su justicia para revestirnos con ella y Su sangre para que sea nuestra expiación. Venir a Cristo, entonces, encierra el arrepentimiento, la negación de uno mismo y la fe en el Señor Jesucristo. Incluye en sí todas esas cosas que son el acompañamiento necesario de estos grandiosos estados del corazón, tales como la creencia en la verdad, la diligencia en la oración a Dios, la sumisión del alma a los mandamientos del evangelio de Dios y todas esas cosas que acompañan el amanecer de la salvación en el alma. Venir a Cristo es la única cosa esencial para la salvación de un pecador. Quien no viene a Cristo, haga lo que haga y crea lo que crea, está todavía en “hiel de amargura y en prisión de maldad.” Venir a Cristo es el primerísimo efecto de la regeneración. En el momento en que el alma es vivificada, de inmediato descubre su condición perdida, y se horroriza ante esa condición, busca refugio y creyendo que Cristo es el refugio adecuado, vuela hacia Él y descansa en Él