Mujer perdona al asesino de su hijo: ‘Oro por ti cada día’

La actitud de esta madre (cristiana evangélica) cara a cara por primera vez con el asesino de su hijo ante las cámaras de televisión, ha conmocionado al país

Sin duda se trata de una situación excepcional, y así lo han recogido todos los medios de comunicación brasileños.

La actitud de esta madre, cara a cara por primera vez con el asesino de su hijo, ha conmocionado a Brasil primero, y poco a poco al resto del planeta.

Rafael da Silva, hijo de María Nice, fue asesinado en el barrio Colina do Sul hace aproximadamente un año.

Alisson Lima dos Santos fue detenido y señalado por la policía como el autor del crimen. Tras ser apresado junto con otros tres hombres como posibles cómplices, sospechosos de haber cometido varios asesinatos y de participar en el tráfico de drogas, según el sitio brasileño Gospel Prime.

Al parecer Alisson asesinó a Rafael junto con uno de los arrestados. Los demás detenidos están involucrados en un reciente tiroteo donde tres niños fueron heridos.

Alisson tendrá que someterse al veredicto de la justicia, pero antes escuchó la sentencia de la misericordia de Dios en los labios de María Nice, la madre del joven que presuntamente asesinó.

Junto con su abogado, María siguió por Río de Janeiro al vehículo que transportaba al joven asesino detenido. Al llegar a la sede de la policía, y frente a las cámaras de televisión que registraban el arresto, pidió permiso a los policías para hablar con Allison, el asesino de su hijo.

Sosteniendo la cara del joven con las manos, y mirándolo fijamente a los ojos con firmeza no exenta de dulzura, ella le dijo que es cristiana (evangélica) y que ha estado orando por los jóvenes responsables de lo ocurrido a su hijo desde que ocurrió el crimen en diciembre de 2012. 

“Estás perdonado en el nombre de Jesús… yo soy cristiana… Vas a encontrar a este Dios a quien sirvo y le servirás. Yo no tengo nada de odio hacia ti, Alisson, oro por ti todos los días… No dejaste que mirara los ojos de mi hijo antes de morir, pero yo te perdono. He esperado todo este año para decirte esto. Mataste a un joven bueno, pero no te odio”, dijo.

Y terminó diciendo: “Oro también por tu madre, porque ella sufre como yo sufrí, y le pido a Dios que toque tu alma como tocó la mía

Comentarios

Entradas populares