En el Principio PARTE 2 / Estudios de la Torá (La Biblia) paso a paso


PARTE 2

REALIDAD DEL CREADOR 


El emperador Adriano preguntó a R. Iehoshua -¿El mundo tiene un amo?
Por supuesto - contestó R. Iehoshua. - ¿Acaso pensó Ud. que el mundo podría existir sin
un dueño?
Entonces, ¿Quién es su amo?
Hashem es el Creador del cielo y la tierra.
Pero Adriano insistia - - Si ésto fuera verdad - decía insitia - ¿por qué no Se revela varias
veces al año a su pueblo para que Le teman?
Eso sería imposible - contestó R. Iehoshua - porque dice (Shemot 33:20) - “Ningún hombre
puede yerme y vivir.
No creo eso - dijo enojado Adriano - Nadie puede ser tan grandioso como para que fuese
imposible siquiera mirarlo.
R. Iehoshua se fué.
Más tarde, al mediodía, volvió y le pidió al Emperador que saliera. - Estoy listo para
mostrarte a Hashem - anunció.
Curioso, Adriano lo siguió al jardín del palacio.
Mira directamente al sol. Allí descubrirás a Hashem - dijo R. Iehbshua.
¿Qué? - exclamó Adriano enfurecido. - ¿Sabes lo que estás diciendo? Todo el mundo sabe
que es imposible mirar directamente al sol al mediodía.
R. Iehoshua sonrió - Fija te en tu propia afirmación. Tú admites que nadie puede fijar la
mirada en el sol en plenitud cuando está en su cenit. Sin embargo, el sol es uno de los
sirvientes de Hashem, y su gloria, es sólarnente una millonésima fracción del esplendor de
Hashem. ¿Cómo piensas que la gente podría mirarlo a El? Sin embargo, El prometió que
llegaría el día cuando solamente El será exaltado y Su grandeza aceptada por todos.


Un apikoros le preguntó una vez a R. Akiva- ¿Quién creó al mundo?
Hashem- contestó R. Akiva.
Pruébalo- exigió el apikoros.
R. Akiva contestó únicamente - Vuelve mañana.
Cuando el hombre volvió al día siguiente, R. Akiva le preguntó -¿Qué llevas puesto?
Una túnica.
¿Quién la hizo?
El tejedor.
No te creo. Pruébalo- exigió R. Akiva.
Esto es ridículo. ¿Acaso no te das cuenta por la tela y el diseño que un tejedor la hizo? -
dijo el hombre.
¿Y tú no te das cuenta que Hashem creó el mundo?
Después que se fué el apikoros, R. Akiva explicó a sus alumnos así como una casa fue
obviamente construida por un constructor y una prenda obviamente cosida por un sastre,
así el mundo (que sigue un órden natural) fué obviamente creado por el Creador.


SABIDURÍA SUPERIOR DEL CREADOR 

Todo lo producido por Hashem es perfecto, sin fallas. Antes de la formación de cualquier
órgano, Hashem y su Corte Celestial celebrarón una reunión y premeditaron su
creación,9
pero la gente aún cree que tiene derecho a criticar la obra de Hashem.

Cuando las visitas llegaron al palacio recién construido de su rey, cada una tuvo un
comentario diferente. -El cieloraso debió ser más alto- criticó uno. Otro dijo censurando -
Las paredes no están perfectamente rectas.- Un tercero desaprobó la distribución del
palacio.10


La gente trata la creación de Hashem en forma similar pronunciando afirmaciones como -
Si sólo tuviera tres pies, las cosas serían perfectas. Si tuviera ojos en la parte trasera de mi
cabeza, la vida sería mucho mejor. Sería preferible si todos caminaran sobre sus
manos.11
 Si bien la crítica se justifica en el caso de un logro obtenido por un rey humano,
esto no es verdad cuando se trata de la Creación del Rey de los Reyes.

Cada criatura constituye una evidencia de la sabiduría de Hashem. Aún si se reunieran las
mentes más brillantes de la humanidad y decidieran crear al más pequeño de los insectos,
¿sabrían cómo darle vida?12

Si una tubería estuviera pinchada con una sóla abertura, del tamaño de un orificio de una
aguja, el aire en ella contenida se escaparía inmediatamente. El cuerpo humano está lleno
de agujeros y aberturas, sin embargo su aire (la respiración, la vida) no se escapa.

“Pues Tú eres grandioso y haces cosas maravillosas. Tú, Hashem, solamente” .(Tehilim
86:10)13


“Y vió D- s todo lo que hizo, y he aquí que era muy bueno”

TODO EN LA CREACIÓN TIENE UN PROPÓSITO 

 
Todo en la Creación tiene un propósito. Aún las criaturas aparentemente más 
insignificantes como las moscas, las pulgas o los mosquitos tienen un rol importante en la 
creación.14 
Todas cumplen una misión. Hashem puede llevar a cabo sus planes a través de 
una serpiente, un insecto o una rana. 
 
R. Iannai dió un discurso sobre Torá a la entrada de la ciudad. De repente una gran 
serpiente que se deslizaba apareció delante de él. ,R. Jan nai saltó para matarla. Pero a 
pesar de sus esfuerzos de atraparla, la serpiente se escapaba y seguía por su camino 
directo, como si estuviera atraída por un determinado objetivo. “Esta serpiente fue 
enviada con una misión” explicó R. Jan nai. Retomó su enseñanza, pero fué interrumpido 
enseguida por lamentos y gritos que venían de la ciudad. - ¡Ay, fulano fue mordido por 
ésta serpiente y murió! 
 
Hashem había encomendado a esta serpiente como mensajera para castigar a una 
persona culpable.15
 
 
R. Itzjak estaba caminando a lo largo de la playa en Cesárea. De repente, un hueso de 
esqueleto rodó hacia él. 
Alguien será herido - pensó R. Itzjak. Se agachó para levantarlo y apartarlo, pero no podía 
recogerlo. El hueso rodó firmemente hacía el camino. 
Lo perseguiré- pensó R. Itzjak. - Este hueso seguramente fué enviado en alguna misión. 
Poco después, un noble romano estaba caminando por la playa. Inmerso en sus 
pensamientos no se dió cuenta que el hueso rodaba hacia él. Tropezó y murió. Cuando los 
judios del vecindario lo encontraron tirado en el piso, revisaron sus prendas para 
establecer su identidad y encontraron rollos de papel en sus bolsillos. Los documentos 
encontrados contenían una perversa conspiración contra los Bnei Israel. Has hem se había 
vengado de un ras há.16 
 
Después que el malvado emperador Tito con quistó Jerusalem, profanó el Kodesh 
Hakodashim en el Beit Hamikdash, arrancó el parojet y blasfemó al Todopoderoso 
diciendo - He vencido al Rey en su propio palacio. 
Más tarde se embarco para volver a Roma. Hashem atacó el barco con una fuerte 

tormenta que levantó grandes olas y dejó al barco en peligro de zozobrar. 
► “El D-s de esta nación solo tiene poderes en el agua aparentemente” -
 exclamó Tito sarcásticamente. - “Ahogó la generación de Enosh. Ahogó la 
generación del Diluvio. Ahogó al Faraón y su ejército. Hashem no me pudo El Midrash Dice Midrash
Bereshit 
vencer mientras estuve en su propia casa. Tuvo que esperar que llegara al 
océano para matarme 

► “Rashá”- contestó Hashem - “Te castigaré con una de mis creaciones mas 
pequeñas”. 
Hashem encomendó al Angel del Mar calmar las olas y Tito llegó seguro a Roma donde fue 
recibido con celebraciones triunfales. 
 
Luego fue al baño para refrescarse. Cuando se iba, se le ofreció la habitual copa de vino 
(pues el baño da sed). Después de tomarla, un pequeño jején entró en su fosa nasal y 
luego penetró en su cerebro. 
 
El jején permaneció vivo en la cabeza de Tito y comenzó a golpear su frente. Tito no podía 
encontrar descanso ni de día ni de noche. El jején taladraba incesantemente dentro de él. 
Sufrió así por siete años. Un día Tito pasó por un herrero. Al escuchar al herrero martillar 
sobre su yunque, el jején paró de taladrar. 
 
► “Finalmente llegó el alivio”- exclamó Tito, extasiado. 
Ordenó que un herrero para que martillase todos los días ante él en el palacio. Cuando el 
herrero enviado al palacio era un gentil, Tito le pagaba por sus servicios. Si era judío, Tito 
se abstenía de pagarle y le decía - Para ti es suficiente con ver a tu enemigo sufrir. 
Después de treinta días, el jején se había acostumbrado a escuchar al martillo y volvió a 
golpear dentro de la frente de Tito. Cuando murió el malvado emperador, su cabeza fue 
abierta para encontrar el jején. Para su sorpresa, tenía el peso de una golondrina 
totalmente desarrollada.17
 
 
Hashem castigó a Tito mida- keneged- mida. Así como Tito ingresó a un lugar al que no 
pertenecía, el Kodesh Hakodashim, así el jején invadió un lugar donde no pertenecía ni 
pudo haber existido naturalmente: El cerebro de Tito. 
 
Así como Tito se vanagloriaba de su fortaleza, Hashem lo castigó con una de las criaturas 
más débiles, un mero jején.

Comentarios

Entradas populares