En Costa Rica un hombre mató a su novia, la fotografió y lo compartió por WhatsApp

Un macabro episodio ocurrió en Costa Rica, donde un hombre asesinó a su novia y luego tomó una fotografía del cadáver de su pareja y la envió a sus contactos de la aplicación de mensajería WhatsApp, informa la Policía local.

Los hechos tuvieron lugar en la localidad de Huacas, al noroeste del país, el pasado sábado. El presunto asesino, de apellido Macotelo, más tarde se arrepintió de haber matado a Angie Melisa Obando Zúñiga, de 27 años, según las autoridades.

Macotelo, de 29 años, escribió a los familiares de su novia para contarles lo que había hecho, además de adjuntarles la foto de la víctima acostada boca arriba en una cama de la casa en la que vivían, según el periódico local ‘La Nación’.

Los policías y familiares de la víctima fueron al sitio y verificaron con horror que la joven estaba muerta. Luego Macotelo envió otro mensaje en el que indicaba dónde se encontraba y que se entregaría a las autoridades.

En apariencia, la mujer fue asfixiada, pues el cuerpo no tenía signos de violencia, comunicaron los forenses.

Recientemente ocurrió un caso parecido en EE.UU., donde un hombre mató a su esposa y compartió una foto del cadáver y su confesión en la red social Facebook.



En Costa Rica un hombre mató a su novia, la fotografió y lo compartió por WhatsApp En Costa Rica un hombre mató a su novia, la fotografió y lo compartió por WhatsApp  Reviewed by Santiago JM on agosto 25, 2013 Rating: 5

No hay comentarios

Datos personales

Mi foto

“Venir a Cristo” es una frase muy común en la Santa Escritura. Se usa para describir esas acciones del alma por las que, abandonando de inmediato nuestros pecados y nuestra justicia propia, volamos hacia el Señor Jesucristo y recibimos Su justicia para revestirnos con ella y Su sangre para que sea nuestra expiación. Venir a Cristo, entonces, encierra el arrepentimiento, la negación de uno mismo y la fe en el Señor Jesucristo. Incluye en sí todas esas cosas que son el acompañamiento necesario de estos grandiosos estados del corazón, tales como la creencia en la verdad, la diligencia en la oración a Dios, la sumisión del alma a los mandamientos del evangelio de Dios y todas esas cosas que acompañan el amanecer de la salvación en el alma. Venir a Cristo es la única cosa esencial para la salvación de un pecador. Quien no viene a Cristo, haga lo que haga y crea lo que crea, está todavía en “hiel de amargura y en prisión de maldad.” Venir a Cristo es el primerísimo efecto de la regeneración. En el momento en que el alma es vivificada, de inmediato descubre su condición perdida, y se horroriza ante esa condición, busca refugio y creyendo que Cristo es el refugio adecuado, vuela hacia Él y descansa en Él