Cristianos sirios oran para que Dios intervenga en su país

“Esta es una batalla entre Jesucristo y el mismo enemigo, y lo que está pasando a los cristianos en el Medio Oriente va a pasar con el tiempo a muchos cristianos en todo el mundo y en especial en Occidente”


Tal como los sirios se preparan para un posible ataque militar de EE.UU., muchos de los cristianos del país están orando por la intervención divina.
Dicen que la acción militar contra el régimen de Assad sólo les traerá mayor dificultad y sufrimiento y que están pidiendo los cristianos de todo el mundo a orar para que Dios intervenga llevando la paz a su nación. Ellos creen que las oraciones colectivas de los cristianos de todo el mundo podrían invertir una escalada del conflicto
Una pastor sirio residente en Estados Unidos y, quien viaja constantemente a dicha nación, dijo que “los cristianos viven entre el temor ahora mismo en Siria. Sabemos lo que puede pasar y vemos la consecuencia de tal acción de los Estados Unidos y la OTAN, que será la destrucción de los cristianos en Medio Oriente y concretamente en Siria”.
Por razones de seguridad, pidió que se conserve su nombre en el anonimato, no solo por su protección, sino también por la de otros cristianos sirios de posibles represalias por parte de islamistas.
Ellos consideran que cualquier ataque militar de los Estados Unidos solo fortalecerá a los islamistas que ya han atacado a los cristianos.
“Una vez que la OTAN impacte a Siria, significará que van a debilitar la estructura y el sistema de Siria será destruido, lo que significa que vendrá a continuación la ley Sharia (islámica), y esa ley va en contra de la existencia del cristianismo en esa parte del mundo”, aseguró.
Los islamistas han obligado a muchos cristianos a marcharse del país. Otros han sido asesinados o secuestrados y las iglesia destruidas.
Mientras que muchos cristianos sirios sienten que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, los ha abandonado, ellos saben que Dios no lo ha hecho.
"Sabemos que Dios nos ha dado promesas de que va a proteger a la comunidad cristiana en Siria y nuestra confianza no está en ningún poder- en ningún régimen, ni en los EE.UU., en nadie más. Estamos confiando en que el mismo Dios, ve y escucha el clamor de los cristianos”, dijo el pastor.
Y es por eso que es crucial que los cristianos oren por sus hermanos sirios y hermanos en Cristo, dice el predicador, porque es más que una batalla por la supervivencia de la Iglesia Siria.
“Esta es una batalla entre Jesucristo y el mismo enemigo, y lo que está pasando a los cristianos en el Medio Oriente va a pasar con el tiempo a muchos cristianos en todo el mundo y en especial en Occidente”, recalcó.
Los cristianos sirios oran, pero ellos saben que el resultado no está en manos de Bashar al-Assad, o aquellos que se oponen a él.

Cristianos sirios oran para que Dios intervenga en su país Cristianos sirios oran para que Dios intervenga en su país Reviewed by Santiago JM on agosto 31, 2013 Rating: 5

No hay comentarios

Datos personales

Mi foto

“Venir a Cristo” es una frase muy común en la Santa Escritura. Se usa para describir esas acciones del alma por las que, abandonando de inmediato nuestros pecados y nuestra justicia propia, volamos hacia el Señor Jesucristo y recibimos Su justicia para revestirnos con ella y Su sangre para que sea nuestra expiación. Venir a Cristo, entonces, encierra el arrepentimiento, la negación de uno mismo y la fe en el Señor Jesucristo. Incluye en sí todas esas cosas que son el acompañamiento necesario de estos grandiosos estados del corazón, tales como la creencia en la verdad, la diligencia en la oración a Dios, la sumisión del alma a los mandamientos del evangelio de Dios y todas esas cosas que acompañan el amanecer de la salvación en el alma. Venir a Cristo es la única cosa esencial para la salvación de un pecador. Quien no viene a Cristo, haga lo que haga y crea lo que crea, está todavía en “hiel de amargura y en prisión de maldad.” Venir a Cristo es el primerísimo efecto de la regeneración. En el momento en que el alma es vivificada, de inmediato descubre su condición perdida, y se horroriza ante esa condición, busca refugio y creyendo que Cristo es el refugio adecuado, vuela hacia Él y descansa en Él