Conflicto coreano podría resultar en una guerra mundial termonuclear

El colapso financiero mundial, la manera de EE.UU. de responder a la retórica extrema de Corea del Norte y la tensión de Washington con Moscú y Pekín generan chispas que podrían resultar en una nueva guerra a escala global.



Así lo afirmó el director de la edición asiática de la revista ‘Executive Intelligence Review’, Mike Billington, en una entrevista con la cadena iraní Press TV, explicando sus preocupaciones de cómo se están desarrollando las relaciones internacionales. “Estamos en una situación mundial que está muy, muy cerca de la guerra”, sostuvo el experto.

Estamos más cerca de la guerra ahora que durante la crisis de los misiles de Cuba”
Según Billington, la situación es muy grave por la crisis financiera que se está extendiendo por toda Europa y Estados Unidos, por la posición dura del eje Rusia-China-India, que no están de acuerdo con la política intervencionista estadounidense.

Billington subraya que la culpa la tiene “la insistencia de EE.UU. de que tiene derecho a un cambio de régimen en cualquier lugar que desee, como en Oriente Medio, como en Libia e Irak, y ahora Siria e Irán, que son los siguientes en la lista”.

“Así que la respuesta excesiva, los bombarderos B-2, los bombarderos F-22 y así sucesivamente están percibidos por China como un desafío no solo a Corea del Norte, sino un desafío a China, al igual que el escudo antimisiles norteamericano (ABM, por sus siglas en inglés) se coloca a través de la frontera de Rusia en Europa está percibido por los rusos como una amenaza directa”, afirmó.

Para Billington, la retórica extrema de Corea del Norte es “relativamente normal” para este país, pero con tales despliegues y ejercicios militares pueden provocar una guerra mundial termonuclear aunque no haya ninguna intención particular por una u otra parte.

“Para evitar cualquier alianza de las fuerzas en contra de ellos están dispuestos a provocar guerras regionales”, argumenta Billington criticando la política de Estados Unidos y dice que “estamos más cerca de la guerra ahora que durante la crisis de los misiles de Cuba”.

Pekín y Pyongyang están vinculados por un pacto militar que obliga a China a defender a Corea del Norte en caso de una agresión.

El 30 de marzo del año en curso Pyongyang anunció su salida del acuerdo de armisticio de 1953 con Corea del Sur y Estados Unidos y el regreso al "estado de guerra". Acto seguido Corea del Norte comunicó que había "reiniciado todas las operaciones en las instalaciones nucleares de Yongbyon, incluyendo las de la planta de enriquecimiento de uranio".

Esta semana la Armada de EE.UU. envió tres destructores hacia la región Asia-Pacífico ante las amenazas de Corea del Norte. El pasado lunes, el USS Fitzgerald fue desplegado cerca de la costa suroeste de la península coreana en lugar de regresar a su puerto en Japón. También el USS Decatur y el destructor USS John McCain, capaz de interceptar misiles balísticos, se dirigieron a la región.


Conflicto coreano podría resultar en una guerra mundial termonuclear Conflicto coreano podría resultar en una guerra mundial termonuclear Reviewed by Santiago JM on abril 02, 2013 Rating: 5

Datos personales

Mi foto

“Venir a Cristo” es una frase muy común en la Santa Escritura. Se usa para describir esas acciones del alma por las que, abandonando de inmediato nuestros pecados y nuestra justicia propia, volamos hacia el Señor Jesucristo y recibimos Su justicia para revestirnos con ella y Su sangre para que sea nuestra expiación. Venir a Cristo, entonces, encierra el arrepentimiento, la negación de uno mismo y la fe en el Señor Jesucristo. Incluye en sí todas esas cosas que son el acompañamiento necesario de estos grandiosos estados del corazón, tales como la creencia en la verdad, la diligencia en la oración a Dios, la sumisión del alma a los mandamientos del evangelio de Dios y todas esas cosas que acompañan el amanecer de la salvación en el alma. Venir a Cristo es la única cosa esencial para la salvación de un pecador. Quien no viene a Cristo, haga lo que haga y crea lo que crea, está todavía en “hiel de amargura y en prisión de maldad.” Venir a Cristo es el primerísimo efecto de la regeneración. En el momento en que el alma es vivificada, de inmediato descubre su condición perdida, y se horroriza ante esa condición, busca refugio y creyendo que Cristo es el refugio adecuado, vuela hacia Él y descansa en Él