¿Podría suceder un papa negro a Benedicto XVI?

Varios carteles en Roma invitan a votar en el cónclave al ghanés Peter Turkson ALESSANDRO BIANCHI / REUTERS

El cardenal de Ghana, Peter Turkson, podría ser el próximo papa. El cirujano ortopédico, Joe Marotta, es amigo del cardenal y dice que si él fuera el nuevo papa sería un pontificado con mucha energía
Por todo el mundo surgen las voces que aseguran que llegó la hora de asumir los cambios geopolíticos y sentar en la Silla de Pedro a un pontífice africano, asiático o latinoamericano. Son esos los continentes en los que más crece la Iglesia Católica, que actualmente cuenta con 1.200 millones de creyentes.

¿Podría suceder un papa negro a Benedicto XVI? ¿Podría suceder un papa negro a Benedicto XVI? Reviewed by Santiago JM on marzo 01, 2013 Rating: 5

Datos personales

Mi foto

“Venir a Cristo” es una frase muy común en la Santa Escritura. Se usa para describir esas acciones del alma por las que, abandonando de inmediato nuestros pecados y nuestra justicia propia, volamos hacia el Señor Jesucristo y recibimos Su justicia para revestirnos con ella y Su sangre para que sea nuestra expiación. Venir a Cristo, entonces, encierra el arrepentimiento, la negación de uno mismo y la fe en el Señor Jesucristo. Incluye en sí todas esas cosas que son el acompañamiento necesario de estos grandiosos estados del corazón, tales como la creencia en la verdad, la diligencia en la oración a Dios, la sumisión del alma a los mandamientos del evangelio de Dios y todas esas cosas que acompañan el amanecer de la salvación en el alma. Venir a Cristo es la única cosa esencial para la salvación de un pecador. Quien no viene a Cristo, haga lo que haga y crea lo que crea, está todavía en “hiel de amargura y en prisión de maldad.” Venir a Cristo es el primerísimo efecto de la regeneración. En el momento en que el alma es vivificada, de inmediato descubre su condición perdida, y se horroriza ante esa condición, busca refugio y creyendo que Cristo es el refugio adecuado, vuela hacia Él y descansa en Él