¿Problemas con tu pareja?



Padre nuestro que estás en los cielos...
Perdona Señor mis imperfecciones.
Sé Dios que estoy muy lejos de la perfección, lejos de lo que tú deseas para mí... pero lo intento Dios, intento hacer siempre el bien. Hay ocasiones en las que meto la pata, ocasiones en las que te defraudo a ti y a mi amor, la persona que tú has puesto a mi lado.

Yo sé Dios que tú ves dentro de mi corazón, y que contigo no puedo tener malentendidos 
pues tú me creaste y conoces cada uno de mis pensamientos... 
y te doy gracias Dios por la paciencia que tienes conmigo.

Pero Dios... aunque mi amor me conoce más que yo a mí mismo, y aunque muchas veces es capaz de adivinar lo que estoy pensando... a veces, especialmente cuando hay desánimo y motivos de agobio, puede interpretar mal alguna palabra o acción que yo pueda realizar.

Y es por este motivo Dios que yo quiero pedirte que nos ayudes.
Ayúdame a mejorar en todas las facetas de la vida, yo quiero poner de mi parte para ser mejor cada día.
Ayúdanos Señor a que podamos entendernos siempre bien... y que cuando encontremos problemas siempre seamos capaces de escucharnos, dialogarlo, entendernos, comprendernos... y perdonarnos.
Ayúdanos Señor a nunca negarnos el amor que nos tenemos.
Ayúdanos oh Dios a ser siempre aquello que necesita quien has puesto a nuestro lado.

Tú Dios me has dado un amor hermoso, una persona de tanta grandeza que no puedo encontrar palabras para expresar lo mucho que es para mí... ¡Tú Dios me has dado un amor! Nos has dado amor.
Y por ello te doy gracias Dios, y quiero conservarlo por siempre.
Ayúdanos Señor a guardar bien este amor, yo sé Señor que es un amor que tú has sembrado en nosotros.
Así que cuento contigo Señor... contamos contigo.
Ayúdanos siempre, oh Dios, ayúdanos en todo nuestro caminar.
Que tu luz ilumine nuestros pasos.
Y gracias Señor... porque sabemos que estas cosas también te importan.
Te importan todos los detalles de nuestra vida.
Te amamos Dios... y nos amamos los dos.
Ayúdanos siempre.

Amen.


¿Problemas con tu pareja? ¿Problemas con tu pareja? Reviewed by Santiago JM on febrero 07, 2013 Rating: 5

Datos personales

Mi foto

“Venir a Cristo” es una frase muy común en la Santa Escritura. Se usa para describir esas acciones del alma por las que, abandonando de inmediato nuestros pecados y nuestra justicia propia, volamos hacia el Señor Jesucristo y recibimos Su justicia para revestirnos con ella y Su sangre para que sea nuestra expiación. Venir a Cristo, entonces, encierra el arrepentimiento, la negación de uno mismo y la fe en el Señor Jesucristo. Incluye en sí todas esas cosas que son el acompañamiento necesario de estos grandiosos estados del corazón, tales como la creencia en la verdad, la diligencia en la oración a Dios, la sumisión del alma a los mandamientos del evangelio de Dios y todas esas cosas que acompañan el amanecer de la salvación en el alma. Venir a Cristo es la única cosa esencial para la salvación de un pecador. Quien no viene a Cristo, haga lo que haga y crea lo que crea, está todavía en “hiel de amargura y en prisión de maldad.” Venir a Cristo es el primerísimo efecto de la regeneración. En el momento en que el alma es vivificada, de inmediato descubre su condición perdida, y se horroriza ante esa condición, busca refugio y creyendo que Cristo es el refugio adecuado, vuela hacia Él y descansa en Él