Nasa detecta una mancha gigante en el sol ,se habla de erupciones de radiación


Los científicos de la NASA han detectado en el Sol una enorme mancha con un diámetro seis veces mayor al de la Tierra que podría desencadenar erupciones solares.

Una enorme mancha solar, seis veces más grande que la Tierra, detectada por la NASA

La gigantesca mancha solar fue captada por la cámara del Observatorio de Dinámica Solar de la NASA.  

Ha crecido hasta alcanzar más de seis diámetros de la Tierra, pero su extensión es difícil de mesurar, ya que la mancha se encuentra en una esfera, no en un disco plano"
Según los científicos, la mancha alcanzó sus enormes proporciones en tan solo 48 horas, entre el 19 y el 20 de febrero. En realidad se trata de dos manchas que forman parte de un mismo sistema, cuyo diámetro supera seis veces el de nuestro planeta.

"Ha crecido hasta alcanzar más de seis diámetros de la Tierra, pero su extensión es difícil de mesurar, ya que la mancha se encuentra en una esfera, no en un disco plano", señaló Karen Fox, una portavoz de la NASA, en una descripción de la imagen. 

Asimismo, reiteró que semejantes manchas pueden provocar en el Sol erupciones de radiación, conocidas como erupciones solares.

El Observatorio de Dinámica Solar de la NASA fue lanzado al espacio el 11 de febrero de 2010 con el fin de estudiar los procesos que se producen en el Sol. El telescopio se encuentra en la órbita terrestre y transmite diariamente alrededor de 150 millones de bits, lo que supera el volumen de datos enviados por cualquier otra misión de la agencia espacial estadounidense.

Nasa detecta una mancha gigante en el sol ,se habla de erupciones de radiación Nasa detecta una mancha gigante en el sol ,se habla de erupciones de radiación Reviewed by Santiago JM on febrero 28, 2013 Rating: 5

Datos personales

Mi foto

“Venir a Cristo” es una frase muy común en la Santa Escritura. Se usa para describir esas acciones del alma por las que, abandonando de inmediato nuestros pecados y nuestra justicia propia, volamos hacia el Señor Jesucristo y recibimos Su justicia para revestirnos con ella y Su sangre para que sea nuestra expiación. Venir a Cristo, entonces, encierra el arrepentimiento, la negación de uno mismo y la fe en el Señor Jesucristo. Incluye en sí todas esas cosas que son el acompañamiento necesario de estos grandiosos estados del corazón, tales como la creencia en la verdad, la diligencia en la oración a Dios, la sumisión del alma a los mandamientos del evangelio de Dios y todas esas cosas que acompañan el amanecer de la salvación en el alma. Venir a Cristo es la única cosa esencial para la salvación de un pecador. Quien no viene a Cristo, haga lo que haga y crea lo que crea, está todavía en “hiel de amargura y en prisión de maldad.” Venir a Cristo es el primerísimo efecto de la regeneración. En el momento en que el alma es vivificada, de inmediato descubre su condición perdida, y se horroriza ante esa condición, busca refugio y creyendo que Cristo es el refugio adecuado, vuela hacia Él y descansa en Él