¿Jerusalén se prepara para la venida del Mesías?



¿Estamos viviendo en la generación que verá el regreso del Mesías? 

 la identidad de la generación que no morirá nunca por el regreso de Jesús. "3Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis." (Juan 14:3.)

El Señor Jesús nos promete que volverá otra vez. La Venida del Señor es el regreso corporal y visible del Señor Jesucristo para establecer su reino en la Tierra. Este hecho es el que más se menciona en la Biblia, no quiero decir que sea el más importante; en el N. T. Se menciona 318 veces, en el A. T. La mayor parte de las profecías se refieren a su reinado glorioso mas que a su ministerio terrenal. Es la enseñanza más frecuente en las Escrituras, pero desgraciadamente es la enseñanza donde hay más ignorancia y confusión. El término 2ª Venida no es un término bíblico, pues la Biblia solo habla de la Venida del Señor.

Continuara...
¿Jerusalén se prepara para la venida del Mesías? ¿Jerusalén se prepara para la venida del Mesías? Reviewed by Santiago JM on febrero 19, 2013 Rating: 5

Datos personales

Mi foto

“Venir a Cristo” es una frase muy común en la Santa Escritura. Se usa para describir esas acciones del alma por las que, abandonando de inmediato nuestros pecados y nuestra justicia propia, volamos hacia el Señor Jesucristo y recibimos Su justicia para revestirnos con ella y Su sangre para que sea nuestra expiación. Venir a Cristo, entonces, encierra el arrepentimiento, la negación de uno mismo y la fe en el Señor Jesucristo. Incluye en sí todas esas cosas que son el acompañamiento necesario de estos grandiosos estados del corazón, tales como la creencia en la verdad, la diligencia en la oración a Dios, la sumisión del alma a los mandamientos del evangelio de Dios y todas esas cosas que acompañan el amanecer de la salvación en el alma. Venir a Cristo es la única cosa esencial para la salvación de un pecador. Quien no viene a Cristo, haga lo que haga y crea lo que crea, está todavía en “hiel de amargura y en prisión de maldad.” Venir a Cristo es el primerísimo efecto de la regeneración. En el momento en que el alma es vivificada, de inmediato descubre su condición perdida, y se horroriza ante esa condición, busca refugio y creyendo que Cristo es el refugio adecuado, vuela hacia Él y descansa en Él