Corea del Norte declara que sus cohetes pueden alcanzar el territorio de EE.UU.



Pyongyang advierte que es capaz de destrozar a EE.UU. con sus misiles y armas nucleares.
Si EE.UU. sigue intentando realizar una política hostil contra Corea del Norte, el país tiene suficiente poder para borrar a EE.UU. del planeta, se dice en el artículo de la web Uriminzokkiri ('Nuestra nación' en coreano), que publica información de la agencia de noticias norcoreana. EE.UU. no debe pensar que está a salvo porque está al otro lado del Océano Pacífico.

El artículo no precisa las medidas que se podrían emprender, pero no es la primera vez que Pyongyang anuncia que puede derrotar a EE.UU. con su potencial militar. En octubre del año pasado el país declaró que tenía misiles capaces de alcanzar el territorio estadounidense. El anuncio fue considerado una mentira, pero en diciembre Pyongyang lanzó un cohete de largo alcance qué, según los analistas militares de Corea del Sur, es capaz de alcanzar objetivos a unos 10.000 kilómetros, incluso en el territorio de EE.UU.

Pyongyang lleva un tiempo declarando que cualquier aumento de sanciones por parte de Occidente será visto como una declaración de guerra, mientras EE.UU., Corea del Sur y Japón buscan implementar sanciones rigurosas contra el país comunista para castigarlo por el ensayo nuclear del 12 febrero y por incumplir las demandas de la comunidad internacional acerca de su programa nuclear.

Corea del Norte declara que sus cohetes pueden alcanzar el territorio de EE.UU. Corea del Norte declara que sus cohetes pueden alcanzar el territorio de EE.UU. Reviewed by Santiago JM on febrero 28, 2013 Rating: 5

Datos personales

Mi foto

“Venir a Cristo” es una frase muy común en la Santa Escritura. Se usa para describir esas acciones del alma por las que, abandonando de inmediato nuestros pecados y nuestra justicia propia, volamos hacia el Señor Jesucristo y recibimos Su justicia para revestirnos con ella y Su sangre para que sea nuestra expiación. Venir a Cristo, entonces, encierra el arrepentimiento, la negación de uno mismo y la fe en el Señor Jesucristo. Incluye en sí todas esas cosas que son el acompañamiento necesario de estos grandiosos estados del corazón, tales como la creencia en la verdad, la diligencia en la oración a Dios, la sumisión del alma a los mandamientos del evangelio de Dios y todas esas cosas que acompañan el amanecer de la salvación en el alma. Venir a Cristo es la única cosa esencial para la salvación de un pecador. Quien no viene a Cristo, haga lo que haga y crea lo que crea, está todavía en “hiel de amargura y en prisión de maldad.” Venir a Cristo es el primerísimo efecto de la regeneración. En el momento en que el alma es vivificada, de inmediato descubre su condición perdida, y se horroriza ante esa condición, busca refugio y creyendo que Cristo es el refugio adecuado, vuela hacia Él y descansa en Él