Experto: El escudo antimisiles de la OTAN en España compromete la seguridad mundial

 Los EE.UU. buscan la posibilidad de atacar sin respuesta de sus enemigos, opinan algunos analistas




El despliegue del escudo antimisiles de la OTAN en la base militar española de Rota es parte de la estrategia estadounidense para asegurar que Washington puede atacar primero cuando le convenga, opina el analista internacional Juan Luis González Pérez.

El analista opina que la instalación del escudo antimisiles, que fue uno de los temas discutidos de la visita a España del secretario de Defensa de EE.UU. Leon Panetta, "es un auténtico disparate que no se sostiene desde el punto de vista militar" y las razones que presenta Occidente para ello –protección de los ataques balísticos de Irán o Corea del Norte– son "cómicas".

"Bush se retiró unilateralmente en 2001 del Tratado de Misiles Antibalísticos que firmaron Nixon y Brézhnev con el fin de instalar este escudo y organizar una nueva campaña, que es una carrera armamentística, que lo único que persigue es que los EE.UU. tengan la posibilidad de atacar primero con garantía de que no haya respuesta de sus enemigos", sostiene el analista.

"Por lo tanto, el escudo como su propio nombre nos puede decir no es un arma defensiva, es un arma puramente ofensiva que lo que hace es romper todos los equilibrio sobre los que se ha sustentado la seguridad mundial en los últimos años", añade.



Experto: El escudo antimisiles de la OTAN en España compromete la seguridad mundial Experto: El escudo antimisiles de la OTAN en España compromete la seguridad mundial Reviewed by Santiago JM on enero 16, 2013 Rating: 5

Datos personales

Mi foto

“Venir a Cristo” es una frase muy común en la Santa Escritura. Se usa para describir esas acciones del alma por las que, abandonando de inmediato nuestros pecados y nuestra justicia propia, volamos hacia el Señor Jesucristo y recibimos Su justicia para revestirnos con ella y Su sangre para que sea nuestra expiación. Venir a Cristo, entonces, encierra el arrepentimiento, la negación de uno mismo y la fe en el Señor Jesucristo. Incluye en sí todas esas cosas que son el acompañamiento necesario de estos grandiosos estados del corazón, tales como la creencia en la verdad, la diligencia en la oración a Dios, la sumisión del alma a los mandamientos del evangelio de Dios y todas esas cosas que acompañan el amanecer de la salvación en el alma. Venir a Cristo es la única cosa esencial para la salvación de un pecador. Quien no viene a Cristo, haga lo que haga y crea lo que crea, está todavía en “hiel de amargura y en prisión de maldad.” Venir a Cristo es el primerísimo efecto de la regeneración. En el momento en que el alma es vivificada, de inmediato descubre su condición perdida, y se horroriza ante esa condición, busca refugio y creyendo que Cristo es el refugio adecuado, vuela hacia Él y descansa en Él