¡ DIOS ES BUENO 100% GARANTIZADO!


Dios es bueno en su vida, El le cuida y le protege. No hay una sola cosa en su vida, ningún hábito, pecado o dificultad emocional que usted enfrente sobre la que Jesús no tenga el poder. 

Cuando Nehemías llegó a Jerusalén y vio la terrible y devastada condición de la ciudad él lideró al pueblo judío que vivía allí a una gran avanzada espiritual y a un tiempo de reconstrucción (ver el libro de Nehemías). Puedo decirle hoy, tal como Nehemías dijo a su pueblo en aquel entonces, que si usted confía en Jesús y vuelve a Él con todo su corazón su energía y su vida, Satanás y sus enemigos serán aplastados, conquistados y derrotados completamente. Ningún de los enemigos que profundamente se ha interpuesto contra usted tras cualquier puerta se podrá proteger, esos enemigos tendrán que retirarse, serán obligados a huir. 

Viejos hábitos, antiguos miedos y viejas adicciones acechan afligiéndonos y, a veces nos volvemos de nuevo a ellos. Pero Dios nos está diciendo: "¡Fija tus ojos en mí! Si me dejas ser tu victoria, veremos el final de esto." ¡Escuche lo que Dios está diciendo! 

Si dejamos que Él sea nuestra victoria entonces hemos visto lo último de nuestro enemigo. Oh, el enemigo aún nos abofeteará tal como lo hizo Jesús cuando lo dejó después de las tentaciones en el desierto. Pero si usted mantiene a Jesús en el muro de su corazón, en el muro de su vida, Él erradicará todas esas dificultades emocionales. 

Usted puede estar viviendo con temor a patrones habituales de pecado, cosas a las que usted podría regresar. Usted sabe que ha sido limpiado de todo ello pero, están tan cerca que siente que en cualquier momento puede ser llevado nuevamente a la esclavitud y tiene miedo. 

Estoy aquí hoy para llamarle a un lugar de protección y seguridad en Cristo Jesús cuando confíe en Él con todo su corazón. 

"Mas gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo" (1 Corintios 15:57)
¡ DIOS ES BUENO 100% GARANTIZADO! ¡ DIOS ES BUENO 100% GARANTIZADO! Reviewed by Santiago JM on noviembre 19, 2012 Rating: 5

Datos personales

Mi foto

“Venir a Cristo” es una frase muy común en la Santa Escritura. Se usa para describir esas acciones del alma por las que, abandonando de inmediato nuestros pecados y nuestra justicia propia, volamos hacia el Señor Jesucristo y recibimos Su justicia para revestirnos con ella y Su sangre para que sea nuestra expiación. Venir a Cristo, entonces, encierra el arrepentimiento, la negación de uno mismo y la fe en el Señor Jesucristo. Incluye en sí todas esas cosas que son el acompañamiento necesario de estos grandiosos estados del corazón, tales como la creencia en la verdad, la diligencia en la oración a Dios, la sumisión del alma a los mandamientos del evangelio de Dios y todas esas cosas que acompañan el amanecer de la salvación en el alma. Venir a Cristo es la única cosa esencial para la salvación de un pecador. Quien no viene a Cristo, haga lo que haga y crea lo que crea, está todavía en “hiel de amargura y en prisión de maldad.” Venir a Cristo es el primerísimo efecto de la regeneración. En el momento en que el alma es vivificada, de inmediato descubre su condición perdida, y se horroriza ante esa condición, busca refugio y creyendo que Cristo es el refugio adecuado, vuela hacia Él y descansa en Él