Aviones de combate de Israel sobrevolaron el sur del Líbano






El canal de televisión libanés Al Mayadeen, vinculado a Hezbollah, informó que el avión no tripulado que penetró en el espacio aéreo israelí pertenecía a esa organización terrorista chií.


Según Al Mayadeen, "el drone penetró cien kilómetros en lo profundo de Israel y generó tensiones". En tanto que Hezbollah se negó a comentar el incidente.

Por su parte, oficiales de defensa de Israel estiman que el avión no tripulado despegó del Líbano, probablemente para recolectar inteligencia y monitorear la reacción de Israel. También es probable que se dirigiera al reactor nuclear de Dimona.
Mientras tanto, aviones de combate israelíes sobrevolaron el espacio aéreo del Líbano y rompieron la barrera del sonido, generando fuertes estampidos.

Las incursiones aéreas parecen ser una respuesta a la infiltración del avión no tripulado en el espacio aéreo israelí, que presuntamente fue despachado por Hezbollah.


Aviones de combate de Israel sobrevolaron el sur del Líbano Aviones de combate de Israel sobrevolaron el sur del Líbano Reviewed by Santiago JM on octubre 07, 2012 Rating: 5

Datos personales

Mi foto

“Venir a Cristo” es una frase muy común en la Santa Escritura. Se usa para describir esas acciones del alma por las que, abandonando de inmediato nuestros pecados y nuestra justicia propia, volamos hacia el Señor Jesucristo y recibimos Su justicia para revestirnos con ella y Su sangre para que sea nuestra expiación. Venir a Cristo, entonces, encierra el arrepentimiento, la negación de uno mismo y la fe en el Señor Jesucristo. Incluye en sí todas esas cosas que son el acompañamiento necesario de estos grandiosos estados del corazón, tales como la creencia en la verdad, la diligencia en la oración a Dios, la sumisión del alma a los mandamientos del evangelio de Dios y todas esas cosas que acompañan el amanecer de la salvación en el alma. Venir a Cristo es la única cosa esencial para la salvación de un pecador. Quien no viene a Cristo, haga lo que haga y crea lo que crea, está todavía en “hiel de amargura y en prisión de maldad.” Venir a Cristo es el primerísimo efecto de la regeneración. En el momento en que el alma es vivificada, de inmediato descubre su condición perdida, y se horroriza ante esa condición, busca refugio y creyendo que Cristo es el refugio adecuado, vuela hacia Él y descansa en Él