Obama envió un mensaje de reconciliación para Rosh Hashaná

Obama envió un mensaje de reconciliación para Rosh Hashaná



En el marco de una agria disputa con el primer ministro, Biniamín Netnayahu, por la carrera militar nuclear de Irán y una reñida campaña electoral para los comicios de noviembre, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, envió un mensaje de reconciliación a la comunidad judía por Rosh Hashaná (Año Nuevo Judío).
Las festividades judías que se aproximan "son un momento de felicidad para millones de personas en todo el mundo. Pero Rosh Hashaná y Iom Kipur también son oportunidades para la reflexión. Constituyen una oportunidad para hacer un balance de nuestras vidas y esperar la llegada del año que viene, con una visión más clara y objetivos renovados", dijo Barack Obama en su saludo especial.
"En ese espíritu, la tradición judía nos enseña que uno de los deberes más importantes que tenemos en este período es el acto de reconciliación. Somos instados a buscarnos unos a otros para hacer las paces y reparar aquellos momentos en los que no hemos cumplido con nuestros valores, tal como debiéramos ", expresó Obama.
El presidente norteamericano agregó que "en un momento en que nuestro discurso público puede a menudo parecer duro, cuando la sociedad con demasiada frecuencia se centra en lo que nos divide en lugar de lo que nos une, espero que los estadounidenses de todas las religiones puedan aprovechar esta oportunidad para llegar a aquellos que son menos afortunados, ser tolerantes con nuestros vecinos, y para reconocernos en el otro; y como nación, debemos ser conscientes de aquellos que está sufriendo, y renovar el vínculo inquebrantable que compartimos con nuestros amigos y aliados - incluyendo al Estado de Israel.
"En ese espíritu, Michelle y yo les deseamos a ustedes y a sus familia un año dulce, lleno de salud, felicidad y paz. L'Shana Tovah", manifestó el mandatario.
Obama envió un mensaje de reconciliación para Rosh Hashaná Obama envió un mensaje de reconciliación para Rosh Hashaná Reviewed by Santiago JM on septiembre 14, 2012 Rating: 5

Datos personales

Mi foto

“Venir a Cristo” es una frase muy común en la Santa Escritura. Se usa para describir esas acciones del alma por las que, abandonando de inmediato nuestros pecados y nuestra justicia propia, volamos hacia el Señor Jesucristo y recibimos Su justicia para revestirnos con ella y Su sangre para que sea nuestra expiación. Venir a Cristo, entonces, encierra el arrepentimiento, la negación de uno mismo y la fe en el Señor Jesucristo. Incluye en sí todas esas cosas que son el acompañamiento necesario de estos grandiosos estados del corazón, tales como la creencia en la verdad, la diligencia en la oración a Dios, la sumisión del alma a los mandamientos del evangelio de Dios y todas esas cosas que acompañan el amanecer de la salvación en el alma. Venir a Cristo es la única cosa esencial para la salvación de un pecador. Quien no viene a Cristo, haga lo que haga y crea lo que crea, está todavía en “hiel de amargura y en prisión de maldad.” Venir a Cristo es el primerísimo efecto de la regeneración. En el momento en que el alma es vivificada, de inmediato descubre su condición perdida, y se horroriza ante esa condición, busca refugio y creyendo que Cristo es el refugio adecuado, vuela hacia Él y descansa en Él