Continua La armada de EE.UU. y sus aliados maniobran en las barbas de Irán

La armada de EE.UU. y sus aliados maniobrando en las barbas de Irán 

Washington y unos 30 aliados realizan en el Golfo Pérsico ejercicios navales de desminado mientras aumenta tensión entre Israel e Irán

Washington y unos 30 aliados, incluidos Reino Unido, Francia, Arabia Saudí y Emiratos Árabes, realizan en el Golfo Pérsico maniobras navales de desminado mientas aumenta tensión en relación a un posible ataque de Israel contra Irán. EE.UU. y unos 30 aliados, incluidos Reino Unido, Francia, Arabia Saudí y Emiratos Árabes, llevan a cabo maniobras navales de desminado en el Golfo Pérsico mientas la tensión sobre un posible ataque de Israel contra Irán va en aumento. Este domingo los aliados occidentales inician los mayores ejercicios de desminado jamás realizados en la zona. “Es uno de los múltiples ejercicios que realizamos conjuntamente con fuerzas regionales. La libertad de la navegación es de vital importancia para la comunidad internacional y todas las naciones de la región, Irán incluido”, dijo un portavoz de la Quinta Flota estadounidense. Pese a estas declaraciones, cerca del país islámico se aglomera gran cantidad de buques, la mayoría de los cuales no son dragaminas, sino potentes buques de guerra, lo que muchos en Teherán contemplan como un desafío. De hecho, entre las naves figuran varios portaaviones estadounidenses de clase Nimitz, cada uno de los cuales está acompañado por otro doce buques de guerra, y que son capaces de portar hasta 90 aviones. Según los expertos, los ejercicios occidentales podrían estar motivados por las reiteradas amenazas de Teherán, que amaga con bloquear las exportaciones petroleras a través del estrecho de Ormuz, por donde pasa el 40% del tránsito marítimo mundial de crudo, en caso de una posible agresión.  Entre otras localidades del Golfo, una parte de este estrecho también será escenario de las maniobras de Occidente, que ha recalcado en más de una ocasión que no permitirá un bloqueo en esta zona. Por su parte, Irán prevé llevar a cabo en octubre sus mayores ejercicios de defensa aérea mientras se mantiene vivo el debate sobre un posible golpe contra Teherán por parte de Israel, motivo más que suficiente para revisar la seguridad de los cielos. Todo esto se produce en un contexto de gran tensión en relación al programa nuclear de Irán. Occidente, en particular EE.UU., Israel y la UE, creen que Teherán intenta fabricar una bomba atómica, mientras que las autoridades de la república subrayan el carácter pacífico de las investigaciones. Se prevé que los ensayos occidentales durarán unos 12 días.  

Entradas populares