Al darse el Nuevo Orden Mundial se abren las puertas a un nuevo sistema,una moneda,un líder

"TIEMPOS DE CAMBIOS"

Noticia + video.
Llegó el tiempo de los cambios. Esta idea, como un estribillo no abandona las salas y los despachos donde tiene lugar la Asamblea General de la ONU. El sangriento conflicto en Siria sigue siendo el tema número uno en la mayoría de las discusiones e intervenciones en la cita de Nueva York. El presidente egipcio, Muhamed Mursi, quien participa en este evento anual por primera vez, incluso calificó la crisis siria en su discurso como "la tragedia del siglo".

Parte de otros actores internacionales apoyó esta postura. Así la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton llamó al Consejo de Seguridad de la ONU "a dar un paso adelante" para poner fin a la violencia en Siria. Sin embargo, tras terminar su discurso, Clinton abandonó la sala sin escuchar las intervenciones que faltaban, ni discutir el asunto con sus homólogos. El ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov, habló con la prensa tras el encuentro del Consejo de Seguridad. Ciertos países - afirmó - no quieren cumplir ahora los acuerdos firmados este junio en Ginebra. Esto lleva a una prolongación de la crisis siria.

El discurso del líder iraní estuvo acompañado por varias movilizaciones aquí, cerca de la sede de la ONU en Nueva York. Algunos grupos de iraníes se han manifestado en contra del presidente, otros se han pronunciado a favor. La misma división ha tenido lugar en la comunidad periodística que trabaja en este encuentro: algunos han calificado su discurso como profundo, otros como populista. Pero casi nadie ha quedado indiferente.


Al darse el Nuevo Orden Mundial se abren las puertas a un nuevo sistema,una moneda,un líder Al darse el Nuevo Orden Mundial se abren las puertas a un nuevo sistema,una moneda,un líder Reviewed by Santiago JM on septiembre 27, 2012 Rating: 5

Datos personales

Mi foto

“Venir a Cristo” es una frase muy común en la Santa Escritura. Se usa para describir esas acciones del alma por las que, abandonando de inmediato nuestros pecados y nuestra justicia propia, volamos hacia el Señor Jesucristo y recibimos Su justicia para revestirnos con ella y Su sangre para que sea nuestra expiación. Venir a Cristo, entonces, encierra el arrepentimiento, la negación de uno mismo y la fe en el Señor Jesucristo. Incluye en sí todas esas cosas que son el acompañamiento necesario de estos grandiosos estados del corazón, tales como la creencia en la verdad, la diligencia en la oración a Dios, la sumisión del alma a los mandamientos del evangelio de Dios y todas esas cosas que acompañan el amanecer de la salvación en el alma. Venir a Cristo es la única cosa esencial para la salvación de un pecador. Quien no viene a Cristo, haga lo que haga y crea lo que crea, está todavía en “hiel de amargura y en prisión de maldad.” Venir a Cristo es el primerísimo efecto de la regeneración. En el momento en que el alma es vivificada, de inmediato descubre su condición perdida, y se horroriza ante esa condición, busca refugio y creyendo que Cristo es el refugio adecuado, vuela hacia Él y descansa en Él