Terremoto de 7,6 grados sacude a Filipinas y corre peligro de tsunami


Terremoto de 7,6 grados sacude a Filipinas y corre peligro de tsunami

El Centro de Alertas de Tsunami del Pacífico emitió un avisó de ola gigante.


Un terremoto de 7,6 grados de magnitud en la escala abierta de Richter sacudió hoy Filipinas sin que las autoridades hayan informado de víctimas o daños materiales, aunque el Centro de Alertas de Tsunami del Pacífico emitió un avisó de ola gigante.
En un principio, el Servicio Geológico de Estados Unidos informó de que el movimiento telúrico fue de 7,9 grados de magnitud, pero media hora después lo revisó a la baja, a 7,6 grados.
El temblor fue localizado a 34 kilómetros de profundidad y a 16 kilómetros al sureste de la localidad de Guiuan y a 175 kilómetros al noreste de la ciudad de Surigao, según el Servicio Geológico de Estados Unidos.
Además de para Filipinas, el Centro extendió la alerta para Taiwán, Japón, Guam, Papúa Nueva Guinea e Indonesia. Posteriormente, el centro levantó la alerta para Taiwán, Papúa Nueva Guinea, Guam y Japón, aunque la mantuvo para Filipinas e Indonesia.
El director del observatorio sismológico de Filipinas, Renato Solidum, indicó que el seísmo fue de 7,7 grados de magnitud y que se había recomendado a la población de las aldeas costeras de las provincias de Surigao del Norte, Samar del Este, Leyte y Bicol que evacuasen y buscasen refugios en zonas altas.
Por su parte, el gobernador de Leyte del Sur, Damian Mercado dijo a la radio local, que había dado orden de evacuar a todas las familias residentes en las costas de la provincia Filipinas se asienta sobre el llamado “Anillo de Fuego del Pacífico”, una zona de gran actividad sísmica y volcánica que es sacudida por unos 7,000 temblores al año, la mayoría moderados.
La última hora
Según los últimos informes de agencias noticiosas el terremoto dejó al menos un muerto y obligó a miles de personas a abandonar sus casas por un alerta de tsunami en varis países del Pacífico, que posteriormente fue levantada.
El alerta se extendió a Filipinas, Indonesia, Papua Nueva Guinea, Japón, Taiwan y otros estados insulares del Pacífico, donde hubo pánico. “Todo el mundo debe moverse rápido, pero sin pánico. Tienen que acudir a lugares más altos, de 10 metros o más”, advirtió Jane Punongbayan, un científico del Instituto filipino de Vulcanología y Sismología. Sin embargo, a las pocas horas se levantó el alerta.
En Cagayan de Oro, Filipinas, donde se sintió con una magnitud 4, una persona murió y otra resultó herida a raíz de una inundación desatada por el sismo, informó el alcalde Vicente Emano. “Siete viviendas fueron arrastradas por el agua y una enterrada en un desprendimiento de tierras”, señaló.
Terremoto de 7,6 grados sacude a Filipinas y corre peligro de tsunami Terremoto de 7,6 grados sacude a Filipinas y corre peligro de tsunami Reviewed by Santiago JM on agosto 31, 2012 Rating: 5

Datos personales

Mi foto

“Venir a Cristo” es una frase muy común en la Santa Escritura. Se usa para describir esas acciones del alma por las que, abandonando de inmediato nuestros pecados y nuestra justicia propia, volamos hacia el Señor Jesucristo y recibimos Su justicia para revestirnos con ella y Su sangre para que sea nuestra expiación. Venir a Cristo, entonces, encierra el arrepentimiento, la negación de uno mismo y la fe en el Señor Jesucristo. Incluye en sí todas esas cosas que son el acompañamiento necesario de estos grandiosos estados del corazón, tales como la creencia en la verdad, la diligencia en la oración a Dios, la sumisión del alma a los mandamientos del evangelio de Dios y todas esas cosas que acompañan el amanecer de la salvación en el alma. Venir a Cristo es la única cosa esencial para la salvación de un pecador. Quien no viene a Cristo, haga lo que haga y crea lo que crea, está todavía en “hiel de amargura y en prisión de maldad.” Venir a Cristo es el primerísimo efecto de la regeneración. En el momento en que el alma es vivificada, de inmediato descubre su condición perdida, y se horroriza ante esa condición, busca refugio y creyendo que Cristo es el refugio adecuado, vuela hacia Él y descansa en Él