Se prepara Israel para una guerra contra Irán?





¿Se prepara Israel para una guerra contra Irán?
El Ejército de Defensa de Israel prueba un sistema de alertas a móviles para la población civil y está acumulando municiones y raciones de alimentos a lo largo y ancho del país: ¿se está preparando Israel para un próximo enfrentamiento con Irán?.
Tras el demoledor reproche que una comisión interna hizo a los poderes públicos tras la guerra contra Hezbollah en 2006, por la falta de preparación y errores en el proceso de toma de decisiones, las autoridades no quieren que les cojan con la guardia baja si finalmente se produce una contienda con Teherán.
El ataque a las instalaciones nucleares iraníes -con el que el primer ministro Biniamín Netanyahu y el titular de Defensa, Ehud Barak, amenazan día sí, día también- derivaría, según los analistas, en una lluvia de misiles desde Irán que podría complicarse con ataques de Hezbollah desde el Líbano y de los grupos terroristas palestinas desde Gaza.
En los últimos días, los debates sobre la conveniencia de atacar o no a Irán y sobre si hacerlo sin el visto bueno de Washington han empezado a dar paso a análisis sobre la preparación del país para el escenario que seguiría al ataque.
"Israel se está preparando para una confrontación en las próximas semanas. Pero eso no significa que haya una decisión tomada. El análisis es que se está preparando a las tropas que participarían. Los pilotos, los aviones y también a las ciudades para que puedan absorber los ataques posteriores", explica Amir Rapaport, analista militar y editor jefe de la revista Defensa Israelí
Según él "el clima indica que podría haber una guerra en las próximas semanas o meses. Lo más importante es preparar los equipos militares" para una contienda "muy complicada, con posibles ataques simultáneos desde tres frentes".
"Los sistemas antimisiles de corto y largo alcance, Iron Dome y Arrow 2, están operativos y podrían interceptar la mayoría de misiles y cohetes. Está pendiente el sistema David Sling, para misiles de medio alcance, que no estará operativo hasta finales del 2013", añade este experto.
Según el diario Yediot Aharonot, el Ejército ha decidido aumentar las municiones y reservas de provisiones en muchas bases militares y está almacenando decenas de miles de raciones de comida y otros productos en todo el país.
El jefe de la Dirección de Tecnología y Logística, general Kobi Barak, ha sacado un concurso para que empresas privadas ofrezcan sus instalaciones para almacenaje militar, asegura el periódico.
Esta semana, el Ejército prueba un sistema para alertar por mensajes de móvil a los residentes de una población determinada en la que se detecte que va a caer un misil.
El primer ministro, Biniamín Netanyahu, afirmó a que se han hecho muchas mejoras en la preparación de la defensa de la retaguardia, para lo que mantiene reuniones con los responsables cada dos semanas desde que accedió al puesto en 2009.
"Hemos invertido miles de millones (...) para defender las instalaciones, instituciones y hogares. Entrenamos para varios escenarios (...), estamos mejorando de forma completa nuestros sistemas de alerta y hacemos otras cosas que no puedo detallar aquí", explicó el primer ministro, que añadió que Israel ha reforzado "la fortificación de estructuras y los refugios".
Era su respuesta a la portada del domingo del Yediot, que titulaba, tajante, "Israel no está preparada para la guerra".
El diputado y jefe del Subcomité Parlamentario para Defensa del Frente Interior, Zeev Bielski, reconoció que "en los últimos años se ha avanzado mucho", pero mostró sus dudas sobre la preparación del país para una contienda inmediata.
"Hemos pedido al Gobierno que destine un mayor presupuesto a la protección de la retaguardia. Hay que reforzar las capacidades de las municipalidades, para que puedan atender a la población en una guerra. Quedan aún hospitales sin fortificar. La mitad de los israelíes no tiene máscaras de gas y no hay fábricas que las puedan proveer en un corto plazo, y un 25% de los hogares no tienen cuarto de seguridad blindado", se quejó.
Desde 1991 todas las casas en el país tienen que construirse con un cuarto fortificado y, para las anteriores, "se están construyendo refugios, pero aún faltan en varias zonas. El gobierno debe destinar más dinero", señaló Bielski.
En el año 2000, el Ministerio de Salud ordenó la fortificación de todos los quirófanos y unidades de terapia intensiva y en 2006 decidió que un 70% de los hospitales tuvieran salas blindadas, pero muchas de las obras aún no se han completado y no se espera que estén hasta el 2015.
Según Yediot, el Departamento de Obras Públicas hizo un simulacro de la destrucción de todos los puentes del país, pero muchos de los planes para el funcionamiento de puertos y trenes en caso de emergencia aún no se han chequeado.
En un informe en diciembre, el controlador del Estado, Micha Lindenstraus, aseguraba que los refugios en escuelas y guarderías son deficientes y, recientemente, el ya ex controlador aseguró que el Estado "debe hacer más" antes de estar listo para una guerra.
El profesor Efraim Inbar, director del Centro Besa de Estudios Estratégicos, de la Universidad de Bar Ilán, aseguró: "Nos estamos preparando para diferentes escenarios. Hacemos todo lo que podemos. Pero lo importante no es si estamos preparados o no, sino el precio que pagaremos si permitimos un Irán nuclear". EFE y Aurora
Se prepara Israel para una guerra contra Irán? Se prepara Israel para una guerra contra Irán? Reviewed by Santiago JM on agosto 13, 2012 Rating: 5

Datos personales

Mi foto

“Venir a Cristo” es una frase muy común en la Santa Escritura. Se usa para describir esas acciones del alma por las que, abandonando de inmediato nuestros pecados y nuestra justicia propia, volamos hacia el Señor Jesucristo y recibimos Su justicia para revestirnos con ella y Su sangre para que sea nuestra expiación. Venir a Cristo, entonces, encierra el arrepentimiento, la negación de uno mismo y la fe en el Señor Jesucristo. Incluye en sí todas esas cosas que son el acompañamiento necesario de estos grandiosos estados del corazón, tales como la creencia en la verdad, la diligencia en la oración a Dios, la sumisión del alma a los mandamientos del evangelio de Dios y todas esas cosas que acompañan el amanecer de la salvación en el alma. Venir a Cristo es la única cosa esencial para la salvación de un pecador. Quien no viene a Cristo, haga lo que haga y crea lo que crea, está todavía en “hiel de amargura y en prisión de maldad.” Venir a Cristo es el primerísimo efecto de la regeneración. En el momento en que el alma es vivificada, de inmediato descubre su condición perdida, y se horroriza ante esa condición, busca refugio y creyendo que Cristo es el refugio adecuado, vuela hacia Él y descansa en Él