ONU: La gran batalla de Alepo está a punto de empezar

ONU: La gran batalla de Alepo está a punto de empezar

ONU: La gran batalla de Alepo está a punto de empezarEl subsecretario general para Operaciones de Paz de la ONU, Hervé Ladsous, aseguró que la violencia en Siria empeora por momentos, principalmente en Alepo, al norte del país, y alertó de que la gran batalla entre la oposición y el Ejército sirio por esa ciudad está "a punto de empezar".
"La espiral de violencia todavía va en aumento. El foco de atención ha pasado de Damasco a Alepo, donde la gran batalla está a punto de empezar", dijo Ladsous a la salida de una reunión con el Consejo de Seguridad de la ONU el mismo día en que renunció el enviado especial al país árabe, Kofi Annan.
La provincia de Alepo, corazón económico de Siria, es escenario en las últimas jornadas de una de las principales batallas entre los opositores a Bashar al Asad y las fuerzas del régimen, que intentan recuperar las posiciones ganadas por los rebeldes en las últimas semanas.
La situación que atraviesa el país es "crucial", según dijo Ladsous, cuya mayor preocupación es Alepo y quien indicó que más de dos millones de sirios necesitan con urgencia ayuda humanitaria mientras se recrudece el conflicto y aumentan los refugiados.
El jefe de los "cascos azules" presentó al máximo órgano internacional de seguridad un panorama altamente preocupante en Siria, donde la violencia continúa también en Damasco y Homs, mientras los observadores de la ONU siguen con problemas para operar debido a "las difíciles condiciones sobre el terreno".
Ladsous señaló que en las dos últimas semanas los miembros de la Misión de Observación de Naciones Unidas en Siria (UNSMIS) han llevado a cabo unas cincuenta patrullas en distintos puntos del país, pero su capacidad se ve reducida por el recrudecimiento de la violencia.
Indicó que los observadores han confirmado que los rebeldes sirios cuentan con armamento pesado,
aunque no han podido comprobar su uso en contra de las fuerzas gubernamentales en sus enfrentamientos.
De los 300 militares desarmados que integraban la misión, el jefe del Departamento de Operaciones de Paz de la ONU (DPKO) informó de que quedan en la actualidad 150 sobre el terreno, además de ochenta civiles que también componen una misión cuyo futuro está más en la cuerda floja que nunca tras la renuncia de Kofi Annan.
"La misión sigue tratando de cumplir su mandato", dijo Ladsous, quien reconoció que su departamento prepara ya varias opciones de cara al fin del mandato de la misión, que expira el próximo 20 de agosto tras la última ampliación que aprobó el Consejo de Seguridad tras alcanzar en julio un acuerdo de mínimos.
Mientras son varias las voces dentro del Consejo que apuestan por el fin de la misión, el jefe de los "cascos azules" destacó en cualquier caso que el secretario general, Ban Ki-moon, quiere que "la ONU permanezca en Siria de alguna manera" tras esa fecha.
El Consejo de Seguridad, que ha sufrido tres vetos por parte de Rusia y China a resoluciones de los países occidentales, sigue dividido también sobre el futuro de la UNSMIS.
Su nuevo presidente temporal, el francés Gérard Araud, mostró su determinación a dar por finiquitada la misión si la violencia sigue sobre el terreno, mientras que el embajador ruso, Vitaly Churkin, defendió su permanencia con el objetivo de "recabar información objetiva".
"No podemos mantener la misión a cualquier coste. Nos quedan dos semanas y pueden pasar muchas cosas", dijo Araud, quien recordó que el Consejo de Seguridad estipuló en su última ampliación del mandato que se trataba de "una extensión final" si no acaban los bombardeos de las zonas urbanas y desciende el nivel de violencia.
Para Churkin, sin embargo, "la ONU no puede abandonar al pueblo de Siria", por lo que abogó por que la UNSMIS siga en Siria "con un rol más que simbólico". EFE

Entradas populares