OIEA: Irán ha duplicado su capacidad nuclear subterránea






El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) informó, al mismo tiempo, acerca de "actividades intensas" – en referencia con la presunta limpieza – en el complejo militar iraní de Parchin, que tendría como objeto desbaratar una eventual investigación sobre trabajos pasados de desarrollo nuclear militar, para el caso en que se les permitiera a los inspectores de la ONU acceso al sospechoso sitio.
El reporte precisa que el número de centrifugadoras en la planta subterránea de Fordo, cavada en las profundidades de la montaña, cerca de la ciudad sagrada de Qom, se ha más que duplicado de 1.064 en mayo a 2.140. Sin embargo, las nuevas máquinas instaladas aún no están operando. El informe no

aclara si esto se debe a una decisión política o a problemas técnicos.
La planta de Fordo, en la que Irán está enriqueciendo uranio a niveles significantemente cerca de la materia que se emplea para la fabricación de armas atómicas, ha sido construida para albergar a 3.000 centrifugadoras, que giran a velocidades supersónica para aumentar la concentración del material fisionable.
El informe de mayo señalaba que Irán había instalado 1.064 centrifugadoras, de las cuales 696 estaban operando en seis cascadas.
Según los expertos, el informe aumenta el convencimiento en Israel de que la presión diplomática y las sanciones económicas no logran obligar a la República Islámica a que detenga su programa de enriquecimiento de uranio.
Según el documento, los iraníes acumulan ya 189,4 kilos de uranio enriquecido al 20 por ciento, un 23 por ciento más que en el mese mayo.
En tanto que Teherán cuenta además con 6.876 kilos de uranio enriquecido al 5 por ciento, o sea 679 kilos más que en el reporte anterior
.
OIEA: Irán ha duplicado su capacidad nuclear subterránea OIEA: Irán ha duplicado su capacidad nuclear subterránea Reviewed by Santiago JM on agosto 30, 2012 Rating: 5

Datos personales

Mi foto

“Venir a Cristo” es una frase muy común en la Santa Escritura. Se usa para describir esas acciones del alma por las que, abandonando de inmediato nuestros pecados y nuestra justicia propia, volamos hacia el Señor Jesucristo y recibimos Su justicia para revestirnos con ella y Su sangre para que sea nuestra expiación. Venir a Cristo, entonces, encierra el arrepentimiento, la negación de uno mismo y la fe en el Señor Jesucristo. Incluye en sí todas esas cosas que son el acompañamiento necesario de estos grandiosos estados del corazón, tales como la creencia en la verdad, la diligencia en la oración a Dios, la sumisión del alma a los mandamientos del evangelio de Dios y todas esas cosas que acompañan el amanecer de la salvación en el alma. Venir a Cristo es la única cosa esencial para la salvación de un pecador. Quien no viene a Cristo, haga lo que haga y crea lo que crea, está todavía en “hiel de amargura y en prisión de maldad.” Venir a Cristo es el primerísimo efecto de la regeneración. En el momento en que el alma es vivificada, de inmediato descubre su condición perdida, y se horroriza ante esa condición, busca refugio y creyendo que Cristo es el refugio adecuado, vuela hacia Él y descansa en Él