"Obama aceptará un Irán nuclear"


Obama aceptará un Irán nuclear
Funcionarios del gobierno norteamericano han destacado que a pesar de la aparente cautela con respecto a la opción militar contra el programa nuclear iraní; el Pentágono sigue desplegando fuerzas – incluyendo portaviones y barredores de minas – en el Golfo Pérsico, según el periódico Yediot Aharonot
"Ellos están indicando sigilosamente que Washington es serio en sus intenciones de impedir que Irán obtenga armas nucleares", señaló una fuente estadounidense citada por el rotativo.
En cambio Bruce Reidel, un ex asesor de la Casa Blanca en asuntos del Oriente Medio, le dijo a Yediot Aharonot que el presidente estadounidense Barack Obama está dispuesto a aceptar un Irán nuclear.
Reidel, un ex oficial de la CIA y alto asesor de tres presidentes norteamericanos – entre ellos George W. Bush – afirmó al diario que la mejor oportunidad para atacar a Irán es en octubre próximo – pocas semanas antes de las elecciones presidenciales estadounidenses.
El ex asesor de la Casa Blanca sostiene que si Obama es reelecto en noviembre será mucho más difícil convencerlo de que un ataque es la mejor opción. Reidel sostiene que el segundo gobierno de Obama podría adoptar una política de "contención", o sea aceptar la posibilidad de que Irán adquiera armas atómicas.
Un ataque en octubre es la "peor pesadilla" para Obama, apuntó Reidel quien vaticinó que decenas de altos funcionarios norteamericanos viajarán a Jerusalén antes de los comicios para tratar de disuadir a los líderes israelíes para que no lancen un ataque y ganar tiempo para el actual presidente quien tal vez no está preparado para una acción militar en los próximos seis meses, si es que en verdad está preparado para tomar alguna vez una decisión de ese tipo.
"Obama aceptará un Irán nuclear" "Obama aceptará un Irán nuclear" Reviewed by Santiago JM on agosto 11, 2012 Rating: 5

Datos personales

Mi foto

“Venir a Cristo” es una frase muy común en la Santa Escritura. Se usa para describir esas acciones del alma por las que, abandonando de inmediato nuestros pecados y nuestra justicia propia, volamos hacia el Señor Jesucristo y recibimos Su justicia para revestirnos con ella y Su sangre para que sea nuestra expiación. Venir a Cristo, entonces, encierra el arrepentimiento, la negación de uno mismo y la fe en el Señor Jesucristo. Incluye en sí todas esas cosas que son el acompañamiento necesario de estos grandiosos estados del corazón, tales como la creencia en la verdad, la diligencia en la oración a Dios, la sumisión del alma a los mandamientos del evangelio de Dios y todas esas cosas que acompañan el amanecer de la salvación en el alma. Venir a Cristo es la única cosa esencial para la salvación de un pecador. Quien no viene a Cristo, haga lo que haga y crea lo que crea, está todavía en “hiel de amargura y en prisión de maldad.” Venir a Cristo es el primerísimo efecto de la regeneración. En el momento en que el alma es vivificada, de inmediato descubre su condición perdida, y se horroriza ante esa condición, busca refugio y creyendo que Cristo es el refugio adecuado, vuela hacia Él y descansa en Él