"La guerra con Irán podría dejar un saldo de 500 muertos en Israel"


 
La guerra con Irán podría dejar un saldo de 500 muertos en IsraelUn ataque contra las instalaciones nucleares de Irán podría desatar una guerra en varios frentes, que podría durar un mes, y provocar cientos de israelíes muertos, afirmó el saliente ministro de Defensa Civil (o Retaguardia), Matan Vilnaí.
"Nunca antes la retaguardia había estado tan preparada", dijo al diario Maariv, Vilnaí, un general retirado, que fue subjefe del Estado Mayor, y que se pasó los últimos cinco años supervisando los sistemas de defensa civil,
incluyendo las sirenas de alerta, los refugios antiaéreos y otros dispositivos públicos.
Vilnaí precisó que el gobierno se prepara para la posibilidad de que cientos de misiles y cohetes caigan diariamente sobre los centros urbanos densamente poblados, con una estimación de 500 muertos.
"Podrían haber menos víctimas fatales; pero podrían haber más. Ese es el escenario al que nosotros nos estamos preparando según los mejores expertos", expresó. "La estimación es que la guerra durará 30 días en varios frentes".
El ex jefe del Shabak (Servicio Secreto Interno), Avi Dichter, reemplaza hoy en el Ministerio de Defensa Civil a Vilnaí, quien a su vez será designado embajador en Beijing
.
"La guerra con Irán podría dejar un saldo de 500 muertos en Israel" "La guerra con Irán podría dejar un saldo de 500 muertos en Israel" Reviewed by Santiago JM on agosto 16, 2012 Rating: 5

Datos personales

Mi foto

“Venir a Cristo” es una frase muy común en la Santa Escritura. Se usa para describir esas acciones del alma por las que, abandonando de inmediato nuestros pecados y nuestra justicia propia, volamos hacia el Señor Jesucristo y recibimos Su justicia para revestirnos con ella y Su sangre para que sea nuestra expiación. Venir a Cristo, entonces, encierra el arrepentimiento, la negación de uno mismo y la fe en el Señor Jesucristo. Incluye en sí todas esas cosas que son el acompañamiento necesario de estos grandiosos estados del corazón, tales como la creencia en la verdad, la diligencia en la oración a Dios, la sumisión del alma a los mandamientos del evangelio de Dios y todas esas cosas que acompañan el amanecer de la salvación en el alma. Venir a Cristo es la única cosa esencial para la salvación de un pecador. Quien no viene a Cristo, haga lo que haga y crea lo que crea, está todavía en “hiel de amargura y en prisión de maldad.” Venir a Cristo es el primerísimo efecto de la regeneración. En el momento en que el alma es vivificada, de inmediato descubre su condición perdida, y se horroriza ante esa condición, busca refugio y creyendo que Cristo es el refugio adecuado, vuela hacia Él y descansa en Él