Israel se dirige hacia una crisis económica


Los despidos en julio confirman que Israel se dirige a una crisis 
Los despidos en julio confirman que Israel se dirige a una crisisLos despidos de trabajadores en el mes de julio, unos 16.000, confirman que Israel se dirige hacia una crisis económica afectada por la lenta recuperación de Estados Unidos y de la crisis financiera en los mercados europeos, según el diario "Yediot Aharonot".
En total, 16.084 israelíes, de ellos 2.295 con títulos universitarios, vieron interrumpidos sus contratos en julio, la cifra más alta en un sólo mes desde el verano de 2009, indica un informe de la Oficina Nacional de Empleo.
Por su parte, la de Estadísticas ha registrado en los últimos
meses un incremento considerable del desempleo -de 6,4% en diciembre de 2011 a 7,2% en mayo de este año-, que se agudizará con la última ola de despidos.
Los datos confirman que la actividad en el mercado se está lentificando, y tanto el Gobierno como el Banco de Israel han rebajado sus expectativas de crecimiento para 2012 y 2013.
Hasta ahora la economía nacional había conseguido sortear, casi sin consecuencias, la crisis mundial de los últimos años, pero empieza a sucumbir por la imposibilidad de exportar sus productos de alta tecnología.
Asimismo, se ve afectada por la falta de liquidez en los mercados internacionales, lo que, junto con las amenazas de una posible guerra con Irán, ha frenado casi totalmente las inversiones extranjeras. EFE
Israel se dirige hacia una crisis económica Israel se dirige hacia una crisis económica Reviewed by Santiago JM on agosto 22, 2012 Rating: 5

Datos personales

Mi foto

“Venir a Cristo” es una frase muy común en la Santa Escritura. Se usa para describir esas acciones del alma por las que, abandonando de inmediato nuestros pecados y nuestra justicia propia, volamos hacia el Señor Jesucristo y recibimos Su justicia para revestirnos con ella y Su sangre para que sea nuestra expiación. Venir a Cristo, entonces, encierra el arrepentimiento, la negación de uno mismo y la fe en el Señor Jesucristo. Incluye en sí todas esas cosas que son el acompañamiento necesario de estos grandiosos estados del corazón, tales como la creencia en la verdad, la diligencia en la oración a Dios, la sumisión del alma a los mandamientos del evangelio de Dios y todas esas cosas que acompañan el amanecer de la salvación en el alma. Venir a Cristo es la única cosa esencial para la salvación de un pecador. Quien no viene a Cristo, haga lo que haga y crea lo que crea, está todavía en “hiel de amargura y en prisión de maldad.” Venir a Cristo es el primerísimo efecto de la regeneración. En el momento en que el alma es vivificada, de inmediato descubre su condición perdida, y se horroriza ante esa condición, busca refugio y creyendo que Cristo es el refugio adecuado, vuela hacia Él y descansa en Él