Israel reparte folletos para preparar a la población ante una guerra con Irán


Las autoridades de Israel han distribuido folletos por todo el país con el fin de tranquilizar pero también preparar a la población ante una posible guerra con Irán. En ellos explica a los ciudadanos que dispondrían de entre 30 segundos y tres minutos para refugiarse desde que sonasen las sirenas que alertan de un ataque aéreo hasta que se produjese el impacto de los cohetes.
El folleto, que tiene quince páginas y ha sido enviado por correo, enseña a los israelíes cómo deben preparar una sala de seguridad o un refugio para situaciones de emergencia.
En la portada del folleto aparece un sonriente Moishe Oofnik, la versión israelí del personaje de la serie de televisión infantil Barrio Sésamo conocido como Óscar el Gruñón, saliendo del cubo de basura donde vive.
Dentro de la circular, Moishe Oofnik aparece más pensativo, con la cabeza apoyada en la mano bajo el texto que da las instrucciones sobre qué hacer cuando suenen las sirenas.
Las declaraciones realizadas por varios miembros de las autoridades israelíes en las últimas semanas apuntan a que Israel podría atacar pronto las instalaciones donde se desarrolla el programa nuclear iraní, el cual considera una amenaza a su existencia. Varios ministros han dicho que podrían morir hasta 500 civiles en la guerra que se desencadenaría por el ataque contra Irán.
En el documento se recomienda a los israelíes que tengan una "charla familiar" sobre cómo deben prepararse para una posible emergencia nacional. "Deben encontrar tiempo para tener esa conversación; no a la hora de comer o mientras ven la televisión. Tampoco se debe hablar después de una discusión familiar o cuando estén nerviosos por alguna otra cosa que les preocupe", dice.


Israel reparte folletos para preparar a la población ante una guerra con Irán Israel reparte folletos para preparar a la población ante una guerra con Irán Reviewed by Santiago JM on agosto 27, 2012 Rating: 5

Datos personales

Mi foto

“Venir a Cristo” es una frase muy común en la Santa Escritura. Se usa para describir esas acciones del alma por las que, abandonando de inmediato nuestros pecados y nuestra justicia propia, volamos hacia el Señor Jesucristo y recibimos Su justicia para revestirnos con ella y Su sangre para que sea nuestra expiación. Venir a Cristo, entonces, encierra el arrepentimiento, la negación de uno mismo y la fe en el Señor Jesucristo. Incluye en sí todas esas cosas que son el acompañamiento necesario de estos grandiosos estados del corazón, tales como la creencia en la verdad, la diligencia en la oración a Dios, la sumisión del alma a los mandamientos del evangelio de Dios y todas esas cosas que acompañan el amanecer de la salvación en el alma. Venir a Cristo es la única cosa esencial para la salvación de un pecador. Quien no viene a Cristo, haga lo que haga y crea lo que crea, está todavía en “hiel de amargura y en prisión de maldad.” Venir a Cristo es el primerísimo efecto de la regeneración. En el momento en que el alma es vivificada, de inmediato descubre su condición perdida, y se horroriza ante esa condición, busca refugio y creyendo que Cristo es el refugio adecuado, vuela hacia Él y descansa en Él