Envían en globos mil Biblias y 90 mil tratados para evangelizar Corea del Norte

Envían en globos mil Biblias y 90 mil tratados para evangelizar Corea del Norte •Más de 7.900 Nuevos Testamentos han sido enviados a Corea del Norte este 2012.

Corea del Norte ha sido una nación donde el gobierno no permite que ninguna religión sea ejercida en dicho país, aun así, las organizaciones cristianas se han enfrentado contra esas limitantes, pues su objetivo es proveerles biblias a todos los habitantes de Corea del Norte.
El mes pasado, exactamente el 19 de julio se lanzaron desde Paju en Corea unos 30 globos rumbo a Corea del Norte, los globos llevaban unas mil Biblias y 90 mil tratados evangelísticos.
Cuando se estaban enviando los globos un rápido tifón con lluvias ocurrió en el momento lo que permitió que los esféricos avanzarán más rápido al país aislado.

“El evangelio es la buena nueva que permitirá darles esperanza al pueblo de Corea del Norte, como una lluvia de bienvenida”, dijo uno de los misioneros antes del lanzamiento. El equipo de lanzamiento de globos evangelísticos se compone de misioneros, voluntarios, estudiantes universitarios y de los cristianos que aún tienen familiares en Corea del Norte.
Soldados surcoreanos visitaron el sitio de lanzamiento, como de costumbre, pero eran menos numerosos que en el pasado. A pesar del tiempo y la suerte de las circunstancias, sólo 10 de los 30 globos, pudieron ponerse en marcha debido a los problemas con el combustible de hidrógeno, pero se cumplió con el envío de Biblias y folletos evangelísticos a Corea del Norte.
“Estos hombres y mujeres muestran una pasión por el lanzamiento de globos, porque la Palabra de Dios es enviada con globos por sus manos”, dijo el ministerio La Voz de los Mártires, que “a pesar de que no pueden ir a Corea del Norte, estos folletos pueden.”
Envían en globos mil Biblias y 90 mil tratados para evangelizar Corea del Norte Envían en globos mil Biblias y 90 mil tratados para evangelizar Corea del Norte Reviewed by Santiago JM on agosto 29, 2012 Rating: 5

Datos personales

Mi foto

“Venir a Cristo” es una frase muy común en la Santa Escritura. Se usa para describir esas acciones del alma por las que, abandonando de inmediato nuestros pecados y nuestra justicia propia, volamos hacia el Señor Jesucristo y recibimos Su justicia para revestirnos con ella y Su sangre para que sea nuestra expiación. Venir a Cristo, entonces, encierra el arrepentimiento, la negación de uno mismo y la fe en el Señor Jesucristo. Incluye en sí todas esas cosas que son el acompañamiento necesario de estos grandiosos estados del corazón, tales como la creencia en la verdad, la diligencia en la oración a Dios, la sumisión del alma a los mandamientos del evangelio de Dios y todas esas cosas que acompañan el amanecer de la salvación en el alma. Venir a Cristo es la única cosa esencial para la salvación de un pecador. Quien no viene a Cristo, haga lo que haga y crea lo que crea, está todavía en “hiel de amargura y en prisión de maldad.” Venir a Cristo es el primerísimo efecto de la regeneración. En el momento en que el alma es vivificada, de inmediato descubre su condición perdida, y se horroriza ante esa condición, busca refugio y creyendo que Cristo es el refugio adecuado, vuela hacia Él y descansa en Él