Si la OTAN ataca, Siria y Hezbollah bombardearán Israel


Amenaza de Assad: Si la OTAN ataca, Siria y Hezbollah bombardearán Israel

04.10.2011 17:51  | 
El presidente sirio, Bashar al-Assad (foto), le advirtió hoy, martes, al canciller turco, Ahmad Davutoglu, que si la OTAN ataca su país, Siria y Hezbollah bombardearán Israel e Irán atentará contra objetivos estadounidenses y europeos, según la agencia de noticias semioficial iraní FARS.
“Si una loca medida es tomada contra Damasco, no necesitaré más que 6 horas para transferir cientos de cohetes y misiles a las Alturas del Golán y dispararlos contra Tel Aviv”, amenazó.
Assad prometió que, simultáneamente, le pedirá al grupo terrorista libanés, responsable de los atentados a la Embajada de Israel y la AMIA en la Argentina, que causaron la muerte de más de un centenar de personas, que lance un ataque de similar intensidad, con cohetes y misiles, contra Israel.
“Todos estos acontecimientos ocurrirán en tres horas, y en las siguientes tres, Irán atacará a los buques de guerra de Estados Unidos en el Golfo Pérsico y, al mismo tiempo, habrá atentados contra intereses estadounidenses y europeos”, concluyó, según FARS.
Las Naciones Unidas calculan que al menos 2.700 personas murieron por la represión en Siria, mientras los manifestantes comenzaron a pedir algún tipo de protección internacional al estilo de la intervención militar occidental en Libia.
Si la OTAN ataca, Siria y Hezbollah bombardearán Israel Si la OTAN ataca, Siria y Hezbollah bombardearán Israel Reviewed by Santiago JM on julio 15, 2012 Rating: 5

Datos personales

Mi foto

“Venir a Cristo” es una frase muy común en la Santa Escritura. Se usa para describir esas acciones del alma por las que, abandonando de inmediato nuestros pecados y nuestra justicia propia, volamos hacia el Señor Jesucristo y recibimos Su justicia para revestirnos con ella y Su sangre para que sea nuestra expiación. Venir a Cristo, entonces, encierra el arrepentimiento, la negación de uno mismo y la fe en el Señor Jesucristo. Incluye en sí todas esas cosas que son el acompañamiento necesario de estos grandiosos estados del corazón, tales como la creencia en la verdad, la diligencia en la oración a Dios, la sumisión del alma a los mandamientos del evangelio de Dios y todas esas cosas que acompañan el amanecer de la salvación en el alma. Venir a Cristo es la única cosa esencial para la salvación de un pecador. Quien no viene a Cristo, haga lo que haga y crea lo que crea, está todavía en “hiel de amargura y en prisión de maldad.” Venir a Cristo es el primerísimo efecto de la regeneración. En el momento en que el alma es vivificada, de inmediato descubre su condición perdida, y se horroriza ante esa condición, busca refugio y creyendo que Cristo es el refugio adecuado, vuela hacia Él y descansa en Él