Romney: Obama no trata a Israel como se merece


El candidato republicano a la presidencia de EE.UU., Mitt Romney, salió de Reno (Nevada) para iniciar una gira internacional por el Reino Unido, Israel y Polonia que le servirá para perfilar sus propuestas y prioridades en política exterior.
"No me atrevería a ir a otro país para cuestionar la política exterior de Estados Unidos", dijo Romney antes de emprender su viaje. "Diré ahora lo que pienso sobre el mezquino trato de esta Administración a uno de nuestros mayores aliados".
Romney acusó así al Gobierno del presidente Barack Obama de no prestar el trato "que se merece del líder del mundo libre el pueblo de Israel".
En los tres países, el republicano mantendrá reuniones con los más altos cargos políticos, asistirá a eventos públicos y visitará lugares de interés, según detalló una portavoz de la campaña de Romney.
Se espera también que, especialmente en el Reino Unido e Israel, se encuentre con empresarios, inversores y simpatizantes para recaudar fondos para su campaña, que supera actualmente en financiación a la de Obama, candidato demócrata a la reelección.
El republicano se reunirá con el primer ministro británico, el conservador David Cameron, en un momento en que las relaciones entre ambas potencias se han centrado en la retirada progresiva de las tropas de la OTAN de Afganistán.
También conversará con el viceprimer ministro británico, el liberal-demócrata Nick Clegg; el ex primer ministro británico Tony Blair y el líder actual de los laboristas, Ed Miliband.
Romney, que a principios de la década del 2000 fue presidente del comité organizador de los Juegos Olímpicos de Invierno de Salt Lake City (EE.UU.), asistirá en Londres a la inauguración de los Juegos Olímpicos, donde la primera dama estadounidense, Michelle Obama, encabezará la delegación de deportistas del país.
También hará campaña y recaudará fondos en Israel,en una cena-gala que celebrará en Jerusalén a 60.000 dólares el cubierto.
Asimismo, ofrecerá una conferencia para perfilar su política en Oriente Próximo si resulta elegido presidente en los comicios del 6 de noviembre.
Romney se reunirá con el primer ministro, Biniamín Netanyahu, considerado amigo personal suyo tras trabajar juntos hace más de tres décadas, y con el presidente Shimón Peres. También hablará con el primer ministro palestino, Salam Fayyad.
Se espera que tanto Netanyahu como Peres pongan sobre la mesa un asunto controvertido: el futuro del espía Jonathan Pollard, encarcelado en Estados Unidos desde hace veinticinco años.
Poner en libertad al espía condenado a cadena perpetua es una reivindicación pública de los principales dirigentes israelíes, pero numerosos conservadores estadounidenses la rechazan a pesar de las simpatías demostradas hacia Israel.
De hecho, el paso de Romney por Israel abrió en los últimos días un debate en la campaña presidencial.
El republicano avanzó que sería su primer destino internacional de ser elegido presidente y reprochó a Obama no haber visitado Israel durante su mandato a punto de terminar.
Para contrarrestar las críticas, un asesor de la campaña de Obama, Colin Khal, aseguró que el demócrata tiene previsto viajar a Israel si gana los comicios de noviembre.
Los demócratas se apresuraron a subrayar también que el predecesor de Obama, el republicano George W. Bush, no viajó a Israel hasta finales de su segundo mandato y que el también conservador Ronald Reagan nunca visitó ese país, un firme aliado de EE.UU. en Oriente Próximo.
La última parada del republicano será Polonia, país decisivo para el proyecto estadounidense para desarrollar un escudo de defensa antimisiles en Europa para prevenir una posible amenaza de países como Irán o Corea del Norte.
Mitt Romney se reunirá con el primer ministro polaco, el conservador Donald Tusk; con el presidente del país, el liberal Bronislaw Komorowski, y con el expresidente Lech Walesa, que lideró el movimiento obrero contra el comunismo en Polonia. EFE

Romney: Obama no trata a Israel como se merece Romney: Obama no trata a Israel como se merece Reviewed by Santiago JM on julio 25, 2012 Rating: 5

Datos personales

Mi foto

“Venir a Cristo” es una frase muy común en la Santa Escritura. Se usa para describir esas acciones del alma por las que, abandonando de inmediato nuestros pecados y nuestra justicia propia, volamos hacia el Señor Jesucristo y recibimos Su justicia para revestirnos con ella y Su sangre para que sea nuestra expiación. Venir a Cristo, entonces, encierra el arrepentimiento, la negación de uno mismo y la fe en el Señor Jesucristo. Incluye en sí todas esas cosas que son el acompañamiento necesario de estos grandiosos estados del corazón, tales como la creencia en la verdad, la diligencia en la oración a Dios, la sumisión del alma a los mandamientos del evangelio de Dios y todas esas cosas que acompañan el amanecer de la salvación en el alma. Venir a Cristo es la única cosa esencial para la salvación de un pecador. Quien no viene a Cristo, haga lo que haga y crea lo que crea, está todavía en “hiel de amargura y en prisión de maldad.” Venir a Cristo es el primerísimo efecto de la regeneración. En el momento en que el alma es vivificada, de inmediato descubre su condición perdida, y se horroriza ante esa condición, busca refugio y creyendo que Cristo es el refugio adecuado, vuela hacia Él y descansa en Él