La Armada rusa escoltará un barco cargado con helicópteros de combate para Siria


El grupo de navíos de la Flota rusa del Norte que se dirige al Mediterráneo está preparado para garantizar la seguridad del carguero Alaid, que lleva helicópteros de ataque renovados para Siria.
“Por el momento no hemos recibido la orden para escoltar el barco, pero entendemos que dicha disposición puede llegar en cualquier momento, por lo que la operación para escoltar al Alaid ya está planificada”, afirmaron altos cargos de la Armada rusa a la agencia Interfax.
Aunque no se revelaron los detalles de la posible operación, la fuente aseguró que incluso en el peor de los casos, el carguero de bandera rusa recibirá la efectiva protección de los buques de la Marina.
Según el Gobierno ruso, el contrato de actualización de esos helicópteros de ataque, que los sirios compraron a la URSS, se firmó en 2008.


“Esperamos que debido a esta situación nadie vaya a desatar una tercera guerra mundial”, señalaron los oficiales tras recordar que escoltar con los navíos de combate al ‘barco de la discordia’, que zarpó a mediados de esta semana desde un puerto nórdico ruso, no contradice las normas internacionales del derecho marítimo.

La Armada rusa escoltará un barco cargado con helicópteros de combate para Siria La Armada rusa escoltará un barco cargado con helicópteros de combate para Siria Reviewed by Santiago JM on julio 14, 2012 Rating: 5

Datos personales

Mi foto

“Venir a Cristo” es una frase muy común en la Santa Escritura. Se usa para describir esas acciones del alma por las que, abandonando de inmediato nuestros pecados y nuestra justicia propia, volamos hacia el Señor Jesucristo y recibimos Su justicia para revestirnos con ella y Su sangre para que sea nuestra expiación. Venir a Cristo, entonces, encierra el arrepentimiento, la negación de uno mismo y la fe en el Señor Jesucristo. Incluye en sí todas esas cosas que son el acompañamiento necesario de estos grandiosos estados del corazón, tales como la creencia en la verdad, la diligencia en la oración a Dios, la sumisión del alma a los mandamientos del evangelio de Dios y todas esas cosas que acompañan el amanecer de la salvación en el alma. Venir a Cristo es la única cosa esencial para la salvación de un pecador. Quien no viene a Cristo, haga lo que haga y crea lo que crea, está todavía en “hiel de amargura y en prisión de maldad.” Venir a Cristo es el primerísimo efecto de la regeneración. En el momento en que el alma es vivificada, de inmediato descubre su condición perdida, y se horroriza ante esa condición, busca refugio y creyendo que Cristo es el refugio adecuado, vuela hacia Él y descansa en Él