EEUU crece la presencia militar ante amenazas de Irán de cerrar el estrecho de Ormuz


Estados Unidos está aumentando silenciosamente su presencia militar en el Golfo Pérsico para disuadir a Irán en contra de la idea de cerrar el estrecho de Ormuz, señala un reporte del New York Times.
El Estrecho de Ormuz comunica el Golfo Pérsico con el Océano Índico. Con 34 kilómetros en su parte más estrecha y dos canales de navegación de 3 kilómetros de ancho cada uno, es uno de los pasos marinos más estratégicos del planeta, porque por esa ruta salen diariamente de los países del Golfo los buques tanque que transportan alrededor del 20 por ciento del petróleo que se consume en el mundo; y la estimación dentro del Ejército de Defensa de Israel es que Irán tiene la capacidad de cerrarlo si lo decidiera.El informe del rotativo que cita a un alto oficial de la administración estadounidense indica que Washington ha enviado un creciente número de aviones de combate, entre ellos los sigilosos F-22 Raptor (ave rapaz), que tiene capacidades electrónicas para eludir la detección de los radares, hacia dos bases militares de la zona.  
 Según el reporte, la Armada norteamericana también está enviando sofisticados buques de combate para patrullar y reabrir la vía marítima si Irán resolviera bloquearlo. Al mismo tiempo, la Marina envió buques para el desembarco anfibio y duplicó el número de barreminas.
EEUU crece la presencia militar ante amenazas de Irán de cerrar el estrecho de Ormuz EEUU crece la presencia militar ante amenazas de Irán de cerrar el estrecho de Ormuz Reviewed by Santiago JM on julio 04, 2012 Rating: 5

Datos personales

Mi foto

“Venir a Cristo” es una frase muy común en la Santa Escritura. Se usa para describir esas acciones del alma por las que, abandonando de inmediato nuestros pecados y nuestra justicia propia, volamos hacia el Señor Jesucristo y recibimos Su justicia para revestirnos con ella y Su sangre para que sea nuestra expiación. Venir a Cristo, entonces, encierra el arrepentimiento, la negación de uno mismo y la fe en el Señor Jesucristo. Incluye en sí todas esas cosas que son el acompañamiento necesario de estos grandiosos estados del corazón, tales como la creencia en la verdad, la diligencia en la oración a Dios, la sumisión del alma a los mandamientos del evangelio de Dios y todas esas cosas que acompañan el amanecer de la salvación en el alma. Venir a Cristo es la única cosa esencial para la salvación de un pecador. Quien no viene a Cristo, haga lo que haga y crea lo que crea, está todavía en “hiel de amargura y en prisión de maldad.” Venir a Cristo es el primerísimo efecto de la regeneración. En el momento en que el alma es vivificada, de inmediato descubre su condición perdida, y se horroriza ante esa condición, busca refugio y creyendo que Cristo es el refugio adecuado, vuela hacia Él y descansa en Él