Dos buques de guerra rusos zarpan rumbo a Siria


El buque de desembarco "César Kunikov" de la Flota del Mar Negro, con una unidad de infantes de marina a bordo, zarpó hoy rumbo al Mediterráneo, donde tiene previsto visitar una base rusa en el puerto sirio de Tartus, informó una fuente diplomático-militar rusa.
"La misión prevé la entrada en el puerto de Tartus para aprovisionarse. A bordo del barco va una unidad de infantes de marina", precisó el militar.
Otros dos barcos remolcadores, Shajtior y SB-5, salieron hoy del mar Negro con destino al Mediterráneo.
Ayer, otro buque de guerra de la Flota del Mar Negro, el patrullero "Smetlivi", inició la travesía hacia el mismo lugar, según las fuentes navales rusas.
La misión de la Flota del Mar del Norte se unirá en el Mediterráneo con otros barcos de guerra de las flotas rusas del Báltico y el Mar del Norte "para realizar maniobras conjuntas", explicó el Ministerio de
Defensa ruso.
Una flotilla de la Flota del Mar del Norte, integrada por el buque antisubmarino "Admiral Chabanenko" y tres buques de desembarco, salieron del puerto de Severomorsk.
Al igual que el "César Kunikov" harán escala en Tartus, el único puerto del que dispone la Armada rusa en el Mediterráneo.
A estos barcos se sumará más tarde el buque "Yaroslavl Mudri", de la Flota rusa del Mar Báltico, y otras unidades de apoyo.
El "Admiral Chabanenko", con una tripulación de 220 hombres, además de estar pertrechado con misiles supersónicos "Moskit" porta en su cubierta dos helicópteros Ka-27.
El anuncio de la partida de la flotilla coincidió con la celebración de consultas entre las autoridades rusas con representantes del Consejo Nacional Sirio (CSN), la principal agrupación opositora al régimen del presidente Bashar al Asad.
El presidente del CNS, Abdulbasit Seida, fue recibido hoy por el titular de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov.EFE
Dos buques de guerra rusos zarpan rumbo a Siria Dos buques de guerra rusos zarpan rumbo a Siria Reviewed by Santiago JM on julio 11, 2012 Rating: 5

Datos personales

Mi foto

“Venir a Cristo” es una frase muy común en la Santa Escritura. Se usa para describir esas acciones del alma por las que, abandonando de inmediato nuestros pecados y nuestra justicia propia, volamos hacia el Señor Jesucristo y recibimos Su justicia para revestirnos con ella y Su sangre para que sea nuestra expiación. Venir a Cristo, entonces, encierra el arrepentimiento, la negación de uno mismo y la fe en el Señor Jesucristo. Incluye en sí todas esas cosas que son el acompañamiento necesario de estos grandiosos estados del corazón, tales como la creencia en la verdad, la diligencia en la oración a Dios, la sumisión del alma a los mandamientos del evangelio de Dios y todas esas cosas que acompañan el amanecer de la salvación en el alma. Venir a Cristo es la única cosa esencial para la salvación de un pecador. Quien no viene a Cristo, haga lo que haga y crea lo que crea, está todavía en “hiel de amargura y en prisión de maldad.” Venir a Cristo es el primerísimo efecto de la regeneración. En el momento en que el alma es vivificada, de inmediato descubre su condición perdida, y se horroriza ante esa condición, busca refugio y creyendo que Cristo es el refugio adecuado, vuela hacia Él y descansa en Él