Turquía se prepara para un conflicto armado con Israel

 
 
 
 
 
 
2 Votes

Las fuerzas aéreas y navales de Turquía comenzaron maniobras cuyo nombre en clave es Águila de Anatolia.
Los canales de televisión turcos informan que esta vez Turquía se prepara para cualquier escenario posible en el Medio Oriente.
Estas maniobras son una respuesta a los ejercicios militares conjuntos a gran escala en el Mediterráneo de Israel, EEUU y Grecia bajo el nombre Noble Dina. Los tres países se entrenan para eliminar la amenaza planteada por el enemigo convencional en las proximidades de la costa turca.
Además, las fuerzas navales y aéreas se preparan para proteger los yacimientos de gas en el Mar Mediterráneo de los ataques de submarinos. Este escenario simula un enfrentamiento en la zona de conflicto potencial asociado con el desarrollo de los yacimientos de gas frente a las costas de Chipre que son reclamados por Turquía.
Reviewed by Santiago JM on abril 04, 2012 Rating: 5

Datos personales

Mi foto

“Venir a Cristo” es una frase muy común en la Santa Escritura. Se usa para describir esas acciones del alma por las que, abandonando de inmediato nuestros pecados y nuestra justicia propia, volamos hacia el Señor Jesucristo y recibimos Su justicia para revestirnos con ella y Su sangre para que sea nuestra expiación. Venir a Cristo, entonces, encierra el arrepentimiento, la negación de uno mismo y la fe en el Señor Jesucristo. Incluye en sí todas esas cosas que son el acompañamiento necesario de estos grandiosos estados del corazón, tales como la creencia en la verdad, la diligencia en la oración a Dios, la sumisión del alma a los mandamientos del evangelio de Dios y todas esas cosas que acompañan el amanecer de la salvación en el alma. Venir a Cristo es la única cosa esencial para la salvación de un pecador. Quien no viene a Cristo, haga lo que haga y crea lo que crea, está todavía en “hiel de amargura y en prisión de maldad.” Venir a Cristo es el primerísimo efecto de la regeneración. En el momento en que el alma es vivificada, de inmediato descubre su condición perdida, y se horroriza ante esa condición, busca refugio y creyendo que Cristo es el refugio adecuado, vuela hacia Él y descansa en Él