DE ULTIMA HORA



AL PARECER, LA ALIANZA DE GOG Y PERSIA (VER ARTÍCULOS ABAJO) SE FORTALECE Y SI IRÁN FUESE ATACADO, PODRÍA SER LO QUE CAUSE LA ALIANZA RUSO-ÁRABE QUE EZEQUIEL PROFETIZÓ HACE CASI 3,000 AÑOS. ¡ESTO SE ESTÁ TORNANDO INTERESANTE!




WASHINGTON - El ejército ruso anticipa que ocurrirá un ataque contra Irán en el verano y ha desarrollado un plan de acción para mover tropas a través de la vecina Georgia en etapas y por Armenia, que limita con la república islámica, según informaron fuentes rusas. El jefe del Consejo de Seguridad de Rusia, Viktor Ozerov dijo que la Comandancia Militar General Rusa ha preparado un plan de acción en el caso de un ataque contra Irán. Dmitry Rogozin, quien hace poco fue el embajador de Rusia ante la Organización del Tratado del Atlántico Norte, o de la OTAN, advirtió contra un ataque contra Irán. "Irán es nuestro vecino", dijo Rogozin. "Si Irán está involucrado en cualquier acción militar, es una amenaza directa a nuestra seguridad". Rogozin ahora es el ministro viceprimer de Rusia y es considerado como anti-occidental. Está a cargo del sector ruso de defensa.
DE ULTIMA HORA DE ULTIMA HORA Reviewed by Santiago JM on abril 10, 2012 Rating: 5

Datos personales

Mi foto

“Venir a Cristo” es una frase muy común en la Santa Escritura. Se usa para describir esas acciones del alma por las que, abandonando de inmediato nuestros pecados y nuestra justicia propia, volamos hacia el Señor Jesucristo y recibimos Su justicia para revestirnos con ella y Su sangre para que sea nuestra expiación. Venir a Cristo, entonces, encierra el arrepentimiento, la negación de uno mismo y la fe en el Señor Jesucristo. Incluye en sí todas esas cosas que son el acompañamiento necesario de estos grandiosos estados del corazón, tales como la creencia en la verdad, la diligencia en la oración a Dios, la sumisión del alma a los mandamientos del evangelio de Dios y todas esas cosas que acompañan el amanecer de la salvación en el alma. Venir a Cristo es la única cosa esencial para la salvación de un pecador. Quien no viene a Cristo, haga lo que haga y crea lo que crea, está todavía en “hiel de amargura y en prisión de maldad.” Venir a Cristo es el primerísimo efecto de la regeneración. En el momento en que el alma es vivificada, de inmediato descubre su condición perdida, y se horroriza ante esa condición, busca refugio y creyendo que Cristo es el refugio adecuado, vuela hacia Él y descansa en Él