El Arrebatamiento

PARTE 1



PARTE 2



PARTE 3



PARTE 4

El Arrebatamiento El Arrebatamiento Reviewed by Santiago JM on agosto 08, 2010 Rating: 5

2 comentarios

  1. Mi Dios te bendiga siervo hermano
    por como él te esta usando en estos tiempos finales para anunciarle ha la iglesia de Cristo que él viene pronto para llevarcela .

    Dios te bendiga
    soy de republica Dominicana, gracias ha Dios hasta aqui las bendiciones llegan . amen

    en tus oraciones ora por mi amado hermano en cristo jesus soy jose antonio segura perez, nuestro señor me conoce por favor ora por mi por lo menos una vez gracias. Dios te bendiga

    ResponderEliminar
  2. Vendecido sea nuestro señor Jesucristo hijo del todopoderoso, Por las palabras que salen de dr. David Diamon, Pues me ayudan a comprender muchas cosas acerca de mi vida enbusca de la santidad la cual nos ayudara a estar de agrado ante los hojos de nuestro Dios Todopoderoso.
    Gracias,
    Yo tengo unos meses que estoy haciendo y deseo hacer la voluntad de nuestro señor Jesucristo, haciendo lo que esta en la Biblia(Reina Valeria 60), pero aun tengo muchos detalles, soy el unico que ya no es catolico en mi familia, y estube bautizado en la catolica siempre, aun no me he bautizado,¿como debe ser mi bautizo para ser realmente bautizado, si casi no conosco a la persona que me bautizaria? esa ha sido mi pregunta en estos ultimos dias, mi correo es joshet8@hotmail.com por si me puede decir algo sobre mi situacion. gracias y hasta luego.
    no le doy bendiciones por que no se si soy digno de dar vendicion. pues no me siento que halla alcanzado la santidad que nuestro Dios necesita de mi, hasta luego y gracias.

    ResponderEliminar

Datos personales

Mi foto

“Venir a Cristo” es una frase muy común en la Santa Escritura. Se usa para describir esas acciones del alma por las que, abandonando de inmediato nuestros pecados y nuestra justicia propia, volamos hacia el Señor Jesucristo y recibimos Su justicia para revestirnos con ella y Su sangre para que sea nuestra expiación. Venir a Cristo, entonces, encierra el arrepentimiento, la negación de uno mismo y la fe en el Señor Jesucristo. Incluye en sí todas esas cosas que son el acompañamiento necesario de estos grandiosos estados del corazón, tales como la creencia en la verdad, la diligencia en la oración a Dios, la sumisión del alma a los mandamientos del evangelio de Dios y todas esas cosas que acompañan el amanecer de la salvación en el alma. Venir a Cristo es la única cosa esencial para la salvación de un pecador. Quien no viene a Cristo, haga lo que haga y crea lo que crea, está todavía en “hiel de amargura y en prisión de maldad.” Venir a Cristo es el primerísimo efecto de la regeneración. En el momento en que el alma es vivificada, de inmediato descubre su condición perdida, y se horroriza ante esa condición, busca refugio y creyendo que Cristo es el refugio adecuado, vuela hacia Él y descansa en Él