LAS 7 IGLESIAS

Parte 1



Parte 2

javascript:void(0)

Parte 3



LAS 7 IGLESIAS LAS 7 IGLESIAS Reviewed by Santiago JM on julio 21, 2010 Rating: 5

3 comentarios

  1. Estimado hermano, he podido escuchar y ver todos sus enseñanzas, y a la verdad hacia tiempo que tenia hambre espiritual para aprender sobre los tiempos finales que anuncian las profecias bíblicas. Y a la verdad estoy entendiendo mucho y aclarando dudas. Doy gracias a Dios por Ud. y su equipo de pastores que estan apercibiendo a la grey de Dios sobres estos tiempos. Pido a Dios que siempre les guarde y les mantenga como atalayas sobre la iglesia. Gracias por sus enseñanzas.

    ResponderEliminar
  2. Hola de nuevo Dr. David en verdad gracias a Dios por la fuerza que le ha dado y el valor para hacer estas epredicas me gozo al escucharle, Dios le bendiga grandemente y si no me es posible conocerlo espero verlo aya en el cielo!
    Ahora mi pregunta es! que opina usted de las iglecias que estan haciendo ministerios de danza y bailes folcloricos para jovenes, en especial del sexo femenino, diciendo que es algo biblico, pero la verdad yo lo encuentro como un baile con el cual las jitanas seducian a los varones!
    Bueno espero un dia haga un video sobre esto, muchas gracias Dios le bendiga a usted y a su equipo y por supuesto al pastor Antonio Bolaines del cual ya tube el gusto de conocer!

    ResponderEliminar
  3. Lamentablemente, la mayoría de las iglesias evangélicas están como las iglesias católicas: ignorantes. Tienen los sentidos embotados, cerrados por la ignorancia y por el temor, no a Dios, sino a los hombres. Estamos en los peores tiempos, tiempos de apostasía pero démosle las gracias al Eterno porque aún hay quienes no doblarán rodillas ante Baal. Le exhorto hno. David para que continúe con ese tesón de predicar la verdad del evangelio de nuestro Señor Jesucristo. De igual forma a aquellos que verdaderamente aman al Señor y que cumplen con su misión de predicar la verdad, andando en integridad y santidad. Shalom.

    ResponderEliminar

Datos personales

Mi foto

“Venir a Cristo” es una frase muy común en la Santa Escritura. Se usa para describir esas acciones del alma por las que, abandonando de inmediato nuestros pecados y nuestra justicia propia, volamos hacia el Señor Jesucristo y recibimos Su justicia para revestirnos con ella y Su sangre para que sea nuestra expiación. Venir a Cristo, entonces, encierra el arrepentimiento, la negación de uno mismo y la fe en el Señor Jesucristo. Incluye en sí todas esas cosas que son el acompañamiento necesario de estos grandiosos estados del corazón, tales como la creencia en la verdad, la diligencia en la oración a Dios, la sumisión del alma a los mandamientos del evangelio de Dios y todas esas cosas que acompañan el amanecer de la salvación en el alma. Venir a Cristo es la única cosa esencial para la salvación de un pecador. Quien no viene a Cristo, haga lo que haga y crea lo que crea, está todavía en “hiel de amargura y en prisión de maldad.” Venir a Cristo es el primerísimo efecto de la regeneración. En el momento en que el alma es vivificada, de inmediato descubre su condición perdida, y se horroriza ante esa condición, busca refugio y creyendo que Cristo es el refugio adecuado, vuela hacia Él y descansa en Él